Diccionario odontológico

Servicio Dental » Glosario Dental

Rellena tus datos y un asesor te llamará para
informarte de nuestro Servicio Dental





¿Cuándo quieres que te llamemos?

Ahora mismo Cuando tú elijas

Acepto las condiciones legales



Diccionario Odontológico

El mejor diccionario odontológico para que puedas ver  los problemas más comunes que puede sufrir tu boca. Tu salud dental es muy importante para nosotros, por eso,  queremos que tengas este glosario dental a tu disposición para que eches un vistazo cada vez que te pueda surgir cualquier duda acerca de un concepto concreto. Si tienes un problema bucal y no sabes que es lo que te ocurre, mira nuestro diccionario odontológico y resuelve tus dudas.

Las caries consisten en la destrucción paulatina del tejido dental propiciada por ácidos y bacterias que van mermando la superficie del diente. El no tratamiento de ésta afección puede desembocar en gran dolor por la afectación de éstos ácidos y cuerpos bacteriológicos sobre la pulpa dental.

La placa es una película incolora y pegajosa de bacterias que se deposita sobre los dientes, componiendo el sarro y las caries.

El sarro es una acumulación de bacterias que pueden afectar a los tejidos que rodean al diente, provocando problemas de encías y a la larga, incluso la caída de todos los dientes.

Consiste en la inflamación de la encía a causa de depósitos de placa, se manifiesta como un sangrado de las encías.

Es una fase muy avanzada de la gingivitis, en la cual las fibras que sostienen al hueso sufren daños irreversibles. Se inicia con un pequeño movimiento de las piezas dentales y degenera en la pérdida de las mismas.

Es una inflamación de la pulpa dentaria, generalmente provocada por la progresión de las caries o por un traumatismo. Puede ser reversible o irreversible, en los casos reversibles, se soluciona el problema con un tratamiento conservador, en caso de que la afección fuera irreversible, se trataría con una endodoncia de la pieza afectada.

Son pequeñas úlceras dolorosas que surgen de la mucosa bucal. Son afecciones que pueden suceder por muchos motivos, aunque suelen coincidir con estados de gran estrés y con bajadas de defensas naturales del organismo

Es una infección causada por un herpes simple, que puede llegar a manifestarse como una llaga, ya sea en la encía o en la parte exterior de la boca en forma de herida.

Es una infección causada por el hongo Cándida Albicans, que se reconoce por formar placas blanquecinas en la superficie de la lengua. Puede ocurrir en recién nacidos o en personas con bajos niveles de defensas.

Consiste en una lesión con forma similar a una llaga, de color blanquecino y que se sitúa en las partes internas de las mejillas. Cuando se asocia al tabaquismo y el alcohol puede transformarse en un cáncer en el 5% de los casos.

Es una sensación que aparece al beber alimentos muy fríos o muy calientes y se debe al desgaste de la superficie dental o a la retracción de las encías que permiten la entrada de dichos alimentos hasta el nivel del cuello del diente. La principal causa de ésta sensibilidad e un mal cepillado.

Presencia de mal aliento ocasionado en el 90% de las ocasiones por una mala higiene bucodental, así como posibles problemas estomacales o gastrointestinales.

Hábito inconsciente de apretar los dientes o rechinarlos. Puede provocar importantes trastornos, dolores de cabeza, sensibilidad y desgaste dental.

Disminución del volumen necesario de saliva en la boca para mantener la humedad interna. Puede generar llagas, mal aliento, ardor en la lengua, dificultad para tragar, caries e infecciones bucales.

diccionario odotologico