¿Qué beneficios tiene la limpieza con un irrigador dental?

Mantener la dentadura sana es el primer paso para lucir la sonrisa deseada. Conseguir esa sonrisa de cine que siempre quisiste pasa por una correcta higiene bucal. Por supuesto, los cuidados de un profesional resultan indispensables, pero también existe el irrigador dental para complementar el cepillado, un aparato que cuenta con múltiples beneficios. A continuación te contamos todas las ventajas y beneficios del uso del irrigador bucal como complemento del cepillado de dientes convencional.

¿Sabes qué es un irrigador bucal?

Antes que nada vamos a explicar concretamente qué es este aparato y para qué sirve. Su funcionamiento se basa en un chorro de agua a presión que se aplica directamente sobre los dientes y las encías. Ayuda a la eliminación de restos de comida en las zonas donde no podemos llegar simplemente con el cepillado.

Su uso debe ser siempre recomendado previamente por el dentista o higienista dental, ya que usarlo de forma incorrecta puede provocar lesiones en las encías. Se suele recomendar para la limpieza bucal en caso de ortodoncias, ya que el uso del aparato dificulta la correcta higiene diaria y el irrigador bucal puede ayudar con la limpieza profunda de los brakets. Si tienes implantes dentales o prótesis, también puede ayudarte su uso.

Beneficios del irrigador dental

Este aparato tiene múltiples beneficios y complementa la higiene bucal. Por sí mismos, los irrigadores bucales no ofrecen ningún resultado, es decir, no son herramientas que sustituyan al cepillo e hilo dental, sino complementarias a la limpieza tradicional.

Elimina en profundidad los restos de comida

Tiene la cualidad de llegar a zonas donde es imposible acceder con el cepillado y que de forma normal acumularían restos de comida y sarro. El irrigador facilita la limpieza en zonas profundas de la boca y que son de difícil acceso, gracias a este aparato quedarán totalmente limpias e higienizadas, ofreciendo una sensación de limpieza y frescor más completa y evitando el mal aliento.

Fácil manejo

En comparación con el hilo dental, este aparato es mucho más sencillo de usar porque simplemente hay que orientar el chorro de agua. Una vez que aprendas a hacerlo, te resultará tan sencillo como el cepillado.

Higiene más natural

El irrigador dental usa simplemente agua, no hay que usar productos químicos para la higiene bucal y, con ello, ganamos en salud de las encías. Es un proceso más natural.

Previene enfermedades bucales

Es ideal para la prevención de enfermedades bucales puesto que minimiza la presencia del sarro que produce la piedra y cálculo. Se trata de una herramienta para prevenir la gingivitis y la periodontitis (sangrado frecuente de las encías).

Muy eficaz en la limpieza de implantes

Estos aparatos están especialmente recomendados para personas con ortodoncia, coronas o implantes ya que su acción posibilita una limpieza más completa, evitando infecciones e inflamaciones de las encías producidas por la acumulación de placa bacteriana. Por supuesto, esto repercutirá directamente en la conservación del implante y aumentará su durabilidad.

¡Hazte socio de Servibucal!

Benefíciate de todas las ventajas y disfruta de un servicio dental para hasta 5 personas convivientes por tan sólo 54,45€ al año. Gracias a nuestras promociones podrás ahorrarte hasta un 40% en tratamientos dentales y disfrutarás de más de 50 tratamientos gratuitos. 

Nuestra red dental cuenta con alrededor de unos 4.350 profesionales en toda España de reconocido prestigio y las últimas tecnologías que ayudarán a mejorar los tratamientos dentales a los que te sometas. Además, las redes de clínicas dentales con las que cuenta Servibucal trabajan bajo un código de buenas prácticas por la seguridad y la tranquilidad de nuestros clientes.

Acude a una de nuestras más de 1900 clínicas y comienza a cuidar tu sonrisa. ¡Hazte socio de Servibucal!

Leave a Reply

Your email address will not be published.