Dentaduras postizas: Consejos para saber escoger la mejor

Dentaduras postizas: Consejos para saber escoger la mejor

La edad, los problemas de salud o los accidentes pueden producir que muchas personas necesiten dentaduras postizas a lo largo de sus vidas. Poseer una buena dentadura no solo es una cuestión estética sino que también es imprescindible para gozar de una buena salud.Una buena masticación de los alimentos es fundamental para poder conseguir los nutrientes que nuestro cuerpo necesita diariamente , así como para conseguir digerirlos por completo.

Las prótesis dentales, conocidas como dentaduras postizas, son aparatos removibles que tienen la finalidad de remplazar todos los dientes que hemos perdido con el objetivo de restaurar nuestra sonrisa. Cuando perdemos piezas dentales nuestros músculos faciales también pueden caerse y podemos parecer más mayores de lo que realmente somos. Pero ¿cómo escoger entre las distintas dentaduras postizas que existen en el mercado la más adecuada para nosotros? A continuación explicaremos algunos consejos que te serán de gran utilidad para elegir la dentadura postiza que más te convenga  y conseguir así una sonrisa inmejorable.

1. Tipos de dentaduras postizas: ventajas e inconvenientes

Los avances en la odontología han hecho que cada vez existan más tipos de dentaduras postizas que se ajustan a las diversas necesidades de los pacientes. Podríamos decir que existen tres tipos de dentaduras postizas o prótesis dentales: mucodentosoportadas, mucosoportadas e implantosoportadas.

1.1  Dentaduras postizas flexibles o prótesis mucodentosoportadas

Estos tipos de dentaduras postizas son las que se recomiendan cuando los pacientes conservan algunos dientes propios. Estas prótesis se apoyan en los huesos y encías y suelen también denominarse removibles metálicas o esqueléticos. Debido a que se apoyan en dientes naturales existentes ofrecen una mayor estabilidad que, por ejemplo, las prótesis completas. Pero, como es lógico, con el paso del tiempo los dientes que sirven como apoyo de los ganchos acaban resistiéndose mucho, por lo que es habitual tener que extraerlos al cabo de varios años.

Todas las prótesis removibles al usarlas hacen que se vaya perdiendo progresivamente el hueso en los maxilares debido a la presión que tienen que soportar por el peso,  pero siempre es muy recomendable si se tienen piezas dentales sanas que se mantengan en lugar de extraerlas. Cuantos menos implantes se realicen menor coste supondrá la realización de una dentadura postiza que mejore la calidad de vida de cada paciente.

dentadura postiza

1.2  Dentaduras postizas  convencionales o prótesis mucosoportadas

Se trata de prótesis completas que se colocan a los pacientes que no tienen ningún diente ya en sus bocas, por lo que todo el apoyo se encuentra en las encías y en el hueso.  En la actualidad, debido al avance de las nuevas tecnologías y los materiales odontológicos, estos tipos de dentaduras tienen un acabado muy natural que proporciona a los pacientes seguridad en su aspecto físico.

La prótesis que se coloca en la mandíbula superior se sujeta sobre todo por el llamado “efecto vacío” generado por la dentadura postiza y el paladar. Sin embargo, la sujeción de la prótesis en la mandíbula inferior es mucho más complicada. Es por ello que sea necesaria la compra de pegamento para dentaduras que puede encontrarse fácilmente en las farmacias o clínicas dentales especializadas.

Uno de los inconvenientes de este tipo de prótesis mucosoportadas es que a veces tienden a “bailar” en nuestra boca por la movilidad de la lengua y el escaso hueso que suelen tener las mandíbulas que han perdido sus dientes naturales. Por otro lado, algunas de las ventajas de estas dentaduras es que son cómodas y pueden limpiarse con facilidad por lo que su mantenimiento es sencillo. Con el paso de los años, aunque ya no se posean dientes naturales, las mandíbulas suelen desgastarte igualmente debido a la masticación de los alimentos, por lo que será imprescindible acudir al odontólogo para que la reajuste.

banner servibucal

1.3  Dentadura fija sobre implantes o prótesis implantosoportadas

Cuando los pacientes ya no poseen dientes muchas dentaduras postizas convencionales no son estables y se mueven demasiado, sobre todo porque el soporte óseo no es el adecuado. La lengua y los músculos del suelo de la boca tienden a desplazar las dentaduras, por lo que comer resulta muy complicado. En estos casos, los expertos recomiendan colocar dos o cuatro implantes que sirvan para apoyar la dentadura postiza. Estas prótesis son las que se denominan removibles implantosoportadas o sobredentaduras.

Existe una gran variedad de anclajes para estas prótesis que necesitan implantes como son la barra metálica o los locators. Todas ellas dan al paciente más estabilidad que las dentaduras postizas convencionales, por lo que masticar es mucho más sencillo. Los implantes dentales constan principalmente de un tornillo, que suele ser de titanio, y se coloca en el interior del hueso del maxilar o la mandíbula. Los implantes desempeñan las funciones de la raíz natural de los clientes que son:

-Absorción de los golpes producidos por la masticación y habla.

-Sujeción de  corona, que es la parte visible de las piezas dentales.

Tras la colocación de implantes en la mandíbula o maxilar el tejido óseo crece a lo largo de los surcos del tornillo. Este proceso es denominado por los odontólogos osteointegración y se produce en la mayoría de los casos en los que las mandíbulas están sanas y jóvenes.

Se pueden sustituir las 16 piezas de una arcada con solo 4,6 u 8 implantes osteointegrados, siempre dependiendo del estado del hueso del paciente. Naturalmente, cuanto más mayor es un paciente más necesidad de implantes con tornillos tendrá y podrá necesitar una rehabilitación completa realizada con 8 tornillos.

Para poder implantar los tornillos de titanio es necesario realizar una intervención quirúrgica y durante varias semanas es normal que aparezcan molestias. Después de la operación los tejidos óseos tienen que sanarse y cicatrizarse, por lo que suelen transcurrir  alrededor de 11 semanas para que se pueda colocar la dentadura postiza fija. La última tendencia que dan un acabado muy natural  a nuestra sonrisa es la utilización de prótesis metal-cerámica o zirconio.

dentadura postiza

2. Precios de dentaduras postizas

A menudo los pacientes se preguntan cuánto cuesta una dentadura postiza y la respuesta es que depende de muchos factores, aunque suelen suponer un desembolso de entre 2.000 y 10.000€. Dentro de las prótesis removibles los  precios suelen oscilar entre 500€ y 6.000€. Podemos establecer tres tipos de prótesis más usadas:

-Prótesis telescópicas: se emplean cuando hay pocos dientes en la mandíbula. Los dientes han de estar separados con muñones de metal  sobre los que se colocan las prótesis telescópicas. Esos “telescopios” están compuestos por dos elementos: coronas primarias y coronas secundarias. Las coronas primarias están cementadas a los dientes restantes después de haberlos separado y reforzado con un muñón. Por otro lado, las coronas secundarias son la parte de la prótesis que sirve de conexión. Dependiendo de las comunidades autónomas y de cada odontólogo, el precio medio de estas prótesis por unidad es de 400€.

-Prótesis de barra: se emplea cuando los pacientes han perdido todos sus dientes. La barra suele estar fabricada con titanio y está unida a los implantes. Su precio suele ascender a los 500€.

-Prótesis removible metálica: se une  a los dientes que tiene el paciente a través de retenedores o ganchos metálicos, por lo que se puede decir que es una dentadura parcial. Está compuesta por elementos fijos y elementos extraíbles. Sus precios suelen ser de entre 300€ y 6.000€.

Para conseguir una dentadura que nos resulte eficaz y asequible para nuestros bolsillos es imprescindible que nos dejemos asesorar por expertos como Servibucal.es , ya que poseen a los mejores especialistas del sector. Las dentaduras postizas suponen una inversión considerable y tienen beneficios muy positivos sobre nuestra salud.

dentaduras postizas

3. ¿Cómo cuidar las dentaduras postizas para que duren más años?

Es importante que durante los primeros días que tengamos ya nuestra dentadura postiza mastiquemos con mucho cuidado intentando siempre comer alimentos que son blandos para no sobrecargar nuestras encías y dientes.

Al principio tendremos problemas al pronunciar las palabras hasta que nuestra lengua y paladar estén acostumbrados a la prótesis dental. Es frecuente que nos aparezcan rozaduras en las encías y mucosa, por lo que es recomendable acudir al dentista para que nos haga los retoques necesarios en la dentadura postiza.

Las primeras semanas produciremos más cantidad de salivación que se irá normalizando con el tiempo. La saliva y los restos de comida hacen que tengamos que ser extremadamente cuidadosos con los métodos de higiene. Si no limpiamos adecuadamente la dentadura cada vez que comemos algo podemos llegar a tener infecciones.

Uno de los métodos más comunes y sencillos para desinfectar las dentaduras postizas es el de dejarlas a remojo con agua y sal durante un par de horas. Las pastas de dientes que se usen diariamente para limpiarnos nuestras prótesis deben extenderse adecuadamente por todas las partes de la dentadura postiza (encías, dientes y paladar). Antes de usar cualquier tipo de pasta de dientes lo más recomendable es enjuagar nuestra dentadura postiza con agua y un cepillo de dientes cuyas cerdas sean suaves para no dañar nada.

Esperamos que te haya resultado de gran utilidad este artículo y que puedas elegir correctamente tu dentadura postiza. Si necesitas más información y asesoramiento gratuito ponte en contacto con Servibucal.es. Su dilatada experiencia profesional y sus cómodos métodos de financiación la convierten en una de las mejores opciones para nuestra salud dental del mercado.

 

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.