Qué es la Lengua geográfica

En medicina oral se conoce como glositis migratoria de tipo benigno a la lengua geografica. Es una patología bucal que se caracteriza porque aparecen en la superficie lingual manchas de color rojo o blanco y en ocasiones, pequeñas grietas. Recibe este nombre, porque la persona afectada presenta un aspecto similar al de un mapa en su lengua.

La lengua geografica o candidiasis es normalmente indolora, aunque en ciertos casos puede generar algunas ligeras molestias o incluso, pequeñas úlceras bucales. Es una afección de carácter inflamatorio y benigna que con el tiempo remite por si sola. Se trata de una enfermedad que no resulta contagiosa aunque puede ser crónica en ocasiones, repitiéndose a lo largo del tiempo.

Síntomas de la lengua geográfica

Además de pequeñas manchas de forma irregular, es habitual que si la padeces tengas ardor en la boca o sensación de irritación. En algunos casos pueden aparecer aftas o llagas en la lengua. Por fortuna, esto sucede en el órgano que con más rapidez cicatriza del cuerpo humano. Por ende, solo afecta de forma superficial y en una zona en la que las células se renuevan fácilmente. Por ello, no tiene efectos secundarios en el sentido del gusto.

Causas de la lengua geográfica

Como tal, se puede afirmar que no está clara la relación entre la lengua geografica y las causas que provocan esta afección. Aunque entre los factores que contribuyen a su aparición cabe destacar una carencia de vitaminas, sobre todo de la B12. Igualmente, un nivel de estrés elevado a causa de diferentes motivos, puede provocar esta enfermedad. Es más, está demostrado que una cota alta de nerviosismo, no solamente favorece la incidencia de la candidiasis, sino que ralentiza su desaparición.

Existen personas con predisposición genética a sufrir este proceso. De la misma manera, cambios hormonales fuertes como los que las mujeres sufren durante el embarazo o en la ovulación, asociados estos a su vez a una insuficiencia de ácido fólico, motivan la aparición de este trastorno. De ahí, que este tenga una mayor incidencia entre las mujeres.

Por último, parece ser que las personas que sufren procesos alérgicos o problemas respiratorios como asma, dermatitis atópica, rinitis, psoriasis u otras enfermedades, son igualmente más propensas a padecerlas. De la misma manera, es posible relacionar la lengua geográfica con enfermedades sistémicas como la diabetes o con problemas de corazón. Si tienes alguno de estos problemas, presta atención a cualquier señal que pueda indicarte que sufres lengua geográfica.

Tratamiento de la lengua geográfica

Por regla general, en cuanto a la lengua geografica y su tratamiento, al ser una afección totalmente inofensiva. Pero para controlar la sensibilidad o la molestia, el médico de cabecera o el dentista pueden recomendar algunos medicamentos como analgésicos, enjuagues bucales con antihistamínicos o anestesia o, en ciertos casos, suplementos con vitamina B.

Teniendo en cuenta que no es necesaria una lengua geografica cura, ya que dicho órgano suele recuperarse por sí solo, no se puede saber con total certeza si el tratamiento a seguir está funcionando realmente. En cualquier caso, es importante que te pongas en manos de un especialista ante la aparición de los primeros síntomas.

Servibucal, los mejores Tratamientos al Mejor Precio por ser Socio
Desde Servibucal buscamos que tanto tú como los tuyos tengáis vuestra mejor sonrisa. Por ese motivo contamos con más de 1900 clínicas y 4350 profesionales, dispuestos a darte el mejor servicio, por ser socio de Servibucal.
Entra en servibucal.es y descubre todas las ventajas que trae consigo ser socio.

Leave a Reply

Your email address will not be published.