Tipos de retenedores dentales. ¿Qué son y para qué se utilizan?

Los retenedores dentales tienen como objetivo minimizar los movimientos dentales no deseados y mantener las correcciones obtenidas durante el tratamiento de la ortodoncia.

La fase más crítica de las ortodoncias es durante los primeros meses y al año siguiente a la finalización del tratamiento, aunque a veces, se indican periodos de tiempo mucho más largos, incluso de por vida.

Los retenedores dentales deben ser pasivos puesto que su función no es mover los dientes, sino evitar que se muevan hacia direcciones indeseadas.

Es muy importante seguir las recomendaciones que nos da el dentista con respecto a los retenedores dentales, ya que cualquier anomalía puede generar resultados desfavorables para nuestra salud bucodental.

¿Por qué son necesarios los retenedores dentales?

Existen varios factores que influyen en los resultados a largo plazo y que hace que los resultados de los tratamientos de ortodoncia sean potencialmente inestables, por lo que a veces es necesario recurrir a los retenedores dentales por los siguientes motivos:

  1. Los tejidos periodontales y gingivales se ven afectados por la movilización ortodóncica de los dientes y necesitan tiempo para reorganizarse cuando se retiran los brackets.
  2. Los dientes pueden quedar en una posición inestable tras el tratamiento, por lo que las presiones de los tejidos blandos producen una constante tendencia recidiva.
  3. Los cambios que se producen por el crecimiento, sobre todo en los niños, pueden alterar los resultados del tratamiento de ortodoncia. Cuando los dientes no están en una posición inestable y el crecimiento no continúa, la retención sigue siendo necesaria hasta que se haya completado la reorganización gingival y periodontal. Cuando los dientes son inestables de nada sirve la retirada gradual de los retenedores bucales.

¿Cuánto tardan en moverse los dientes si no ponemos retenedores dentales?

Tras haber sometido a los dientes a un tratamiento de ortodoncia durante varios años, se puede decir que conseguimos el resultado que queremos pero lo natural es que vuelvan a su estado inicial, ya que lo que hemos hecho con la ortodoncia es ejercer una pequeña presión externa que ha hecho que la dentadura se enderece y se alinee con el resto de dientes.

Por ello es recomendable colocar retenedores bucales una vez que hemos acabado el tratamiento con los brackets para evitar que los dientes se vuelvan a deformar y se descoloquen nuevamente.

Existen distintos tipos de retenedores dentales, unos que se llevan de forma permanente o fija y otros que se pueden poner y quitan, removibles,  dependiendo de los casos, será recomendable la colocación de un tipo u otro.

banner servibucal

Tipos de retenedores dentales

Retenedores fijoscolocar retenedores dentales

 

Los retenedores fijos son los que se utilizan en casos de inestabilidad intraarticular donde es necesario hacer una retención prolongada en el tiempo.

Indicaciones de retenedores fijos

Existen cuatro causas fundamentales por las que se debería de poner un retenedor fijo:

  • Mantenimiento de la posición de los incisivos inferiores
  • Mantenimiento del diastema
  • Mantenimiento del espacio para un implante dental
  • Mantenimiento de los espacios de extracción cerrados en adultos

Ventajas y desventajas de los retenedores fijos

Ventajas
  • Nos proporcionan una retención permanente aplicando fuerza y manteniendo la posición de los dientes tras el tratamiento de la ortodoncia las 24 horas.
  • Al ser un retenedor fijo no nos olvidamos de ponerlo porque ya permanece en nuestros dientes.
  • Es un tipo de retenedor de ortodoncia que se puede usar durante años.
  • Los retenedores fijos no se ven, por lo que lo podríamos agrupar dentro de la ortodoncia estética. Se colocan por detrás de los dientes al igual que una ortodoncia lingual.
  • No interfieren al hablar y se pueden tocar instrumentos sin ningún problema, lo que quiere decir que aunque lleves retenedores puedes tener una vida normal.
Desventajas
  • Es necesario una higiene dental más precisa, por lo que es recomendable hacerse una limpieza dental cada cierto tiempo.
  • Hay que realizar revisiones cada cierto tiempo porque se puede despegar o aflojar el adhesivo por el que se mantiene sujeto a nuestros dientes.
  • Si se mueve de su lugar puede que no nos demos cuenta, pero perdería su efecto y puede que nuestros dientes intenten volver a su estado natural, hay que tenerlo controlado.

Retenedores removibles

El retenedor de ortodoncia removible o extraíble está diseñado con una combinación de plástico y metal. La férula de mantenimiento de ortodoncia hace que sea más fácil de retirar a la hora de comer, lavarte los dientes o hacer deporte.

Tipos de retenedores removibles

  • Retenedor Hawley: Es el más utilizado de los retenedores de ortodoncia. Su sistema está compuesto por unos ganchos que se colocan en los dientes molares y un alambre en forma de arco que se queda en la parte exterior de los dientes. Este tipo de retenedor removible se caracteriza porque cubre todo el paladar por lo que proporciona una retención total que previene la sobremordida y el movimiento dental tras el tratamiento.
  • Retenedor Essix: Es también muy utilizado y está formado por una estructura muy fina de plástico transparente que se adapta a la posición de los dientes para evitar el movimiento tras el tratamiento de ortodoncia. Tiene que adaptarse sin ningún tipo de molestia, en el caso de que roce en las encías debes decirse loa tu dentista para que lo pulan un poco más. Si estas varios días sin ponértelo, puede que cuando vayas hacerlo te cueste un poco, ya que los dientes están en constante movimiento, para ello deberás colocarlo con un poco de presión y dejarlo que actúe durante 48 horas.
  • Posicionador de ortodoncia: Es otro tipo de retenedor removible el cual es excelente para el acabado tras haber sometido a la boca a un tratamiento de ortodoncia. La principal ventaja que presenta el posicionador es que mantiene las relaciones oclusales, la mordida en perfecto estado, además de los posicionadores de los dientes dentro de los arcos bucales.
  • Retenedores de ortodoncia invisible: Después de un tratamiento de ortodoncia con brackets por la cara visible o bucal de los dientes, para mantener los resultados en el tiempo se colocan retenedores fijos. Se aplica una retención fija en la cara lingual de los mismos que no molestan y tampoco se ven. Este puede permanecer en tu boca muchos años o incluso toda la vida.

Ventajas de los retenedores removibles

La principal ventaja de los retenedores removibles es que son de quita y pon, es decir que nos lo podemos retirar para lavarnos los dientes y para poder comer más a gusto y volver a colocárnoslo de nuevo.

¿Qué cuidados debemos tener con los retenedores dentales removibles?

Los retenedores removibles se deben de cepillar con un cepillo suave y un jabón neutro. Siempre antes de guardarlos en su estuche o funda es recomendable que estén bien secos, sino cogerán un olor un tanto desagradable. Además es aconsejable que lo guardes en un sitio donde te sea fácil de recordar ya que es muy importante que todas las noches lo utilices, de esta manera evitaras que se te olvide.

No olvides ponerte siempre tu retenedor removible porque bastara con tan solo dos noches para que se produzcan movimientos no deseados en tu dentadura.

Cuando procedas a ponerte el retenedor, te recomendamos que lo mojes, así será más fácil colocártelo bien y sin dolor.

Debes hacer revisiones de tus retenedores según te aconseje tu ordontocista, ya que de esta forma podemos asegurar el buen estado y funcionamiento del tratamiento.

¿Cuánto tiempo es recomendable llevar los retenedores dentales?

Los retenedores fijos los puedes mantener en tu boca tanto tiempo como quieras siempre y cuando la higiene sea la recomendada.

A continuación os damos unos consejos fundamentales para mantener tu sonrisa y tu boca bien alineada para toda la vida:

  1. Como bien sabéis los dientes permanecen en movimiento toda la vida, por ello para que tu sonrisa se mantenga perfectamente alineada es recomendable llevar un retenedor de ortodoncia para dormir.
  2. Después del periodo de ortodoncia lo habitual es usarlo 24h al día en un periodo de tres meses, y cuando se completa este ciclo se usan únicamente para dormir.
  3. El mantenimiento de los retenedores bucales es muy sencillo, con una limpieza diaria con agua y cepillo es suficiente. Además una o dos veces a la semana es recomendable esterilizarlos con productos específicos.
  4. A medida que va pasando el tiempo, los retenedores bucales pueden perder su firmeza. Si tu decisión es llevarlo de por vida, es recomendable cambiarlo cuando notemos alguna anomalía o desperfecto, ya que si se encuentra en mal estado dejará de hacer su efecto.

retenedores-ortodoncia

En Servibucal realizamos todo tipo de tratamientos relacionados con la ortodoncia y con los retenedores dentales. Actualmente contamos con distintas promociones relacionadas con este tipo de tratamientos:

Para cualquier duda puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestra web, llamando o visitando nuestras clínicas. Trabajamos con los mejores expertos en ortodoncias y recibiréis una atención completamente personalizada en función de las necesidades que se soliciten.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.