Ortondoncia infantil, ¿cuándo es recomendable empezar?

Es muy habitual llevar aparatos dentales en la adolescencia y en la etapa adulta, pero en el caso de la ortodoncia infantil, ¿cuándo empezar?

Lo cierto es que la ortodoncia infantil es uno de los tratamientos que se realizan con mayor frecuencia en las clínicas dentales. Esto se debe a que las etapas más tempranas son idóneas para este tipo de mejoras.

Contrariamente a lo que se suele pensar, aunque los dientes de leche no son los definitivos, complicaciones en esta etapa pueden influir definitivamente en la salud bucodental adulta.

Es habitual que los niños requieran de pequeñas correcciones que eviten malformaciones dentales o un crecimiento anómalo de los huesos maxilares.

Una alimentación equilibrada, higiene y correcto uso de chupetes y biberones son elementales para preservar la salud dental del niño. Por otro lado, es recomendable llevar cada 6 u 8 meses al menor al odontopediatra para las correspondientes revisiones.

Una vez atendidas estas necesidades básicas, en este artículo explicamos cuándo es recomendable comenzar con la ortodoncia infantil.

¿A qué edad es mejor poner la ortodoncia para niños?

En términos generales, los expertos indican que se puede comenzar con la ortodoncia infantil a partir de los seis años, en los casos en los que el ortodoncista lo crea necesario.

Sin embargo, esto dependerá de las condiciones de cada dentadura, puesto que la mayoría de personas comienza en la adolescencia.

De igual manera, no olvides que a esta edad estarán presentes los dientes de leche, por lo que el especialista hará revisiones periódicamente (se recomienda que se haga con una frecuencia de seis a ocho meses).

De este modo, se comprobará el correcto desarrollo de dientes y huesos maxilares y se corregirá lo que sea oportuno.

En el caso de que el especialista recomiende este procedimiento, se implantará una ortodoncia interceptiva, de la que hablaremos a continuación.

¿Qué es la ortodoncia interceptiva?

Se trata de un tratamiento especial para los niños de entre seis y once años, que se encuentran en la fase de dentición mixta. Es decir, cuando presenta tanto dientes de leche como otros definitivos, ya que los primeros no se han terminado de caer. Por ello, es más fácil modificar la dentadura a esta edad.

Su principal función es controlar el crecimiento, a la vez que corregir la posición de los huesos de la mandíbula y del maxilar superior. De la misma manera, equilibra el tamaño de los huesos para asegurar que la dentadura no crezca con imperfecciones que puedan dar lugar a problemas funcionales o de mordida.

Por otro lado, ten en cuenta que, al retirar esta ortodoncia, se debe implantar un complemento removible que sirva de retenedor. Se le conoce como placa de Hawleyes una especie de paladar sintético con mecanismos de sujeción. Es una alternativa a las férulas transparentes que deben llevar los adultos tras este procedimiento.

Otros aspectos a tener en cuenta

Cuando se alcancen los doce años de edad, es necesario colocar una ortodoncia correctiva (es decir, la convencional). Esto es debido a que la dentadura que presenta el paciente en ese momento será la definitiva, por lo que conviene modificar cualquier anomalía estética o funcional.

Por otro lado, también debemos mencionarte que, antes de pensar en este tratamiento, debes consultar a un odontopediatra. A menudo, los niños deben someterse a pequeñas correcciones, como la expansión de los huesos maxilares o la generación de espacio para el crecimiento de los dientes.

Como has podido ver, la ortodoncia infantil es una de las mejores soluciones para evitar que las anomalías producidas por el crecimiento de los dientes den lugar a problemas mayores. Recuerda la importancia de acudir al especialista a realizar las revisiones oportunas.

Servibucal incluye entre sus más de 50 servicios gratuitos, dos revisiones anuales gratis para menores de 16 años. Disfruta del mejor servicio dental para toda la familia y grandes promociones en nuestras más de 1.900 clínicas en toda España.

Leave a Reply

Your email address will not be published.