Dolor mandibular: causas comunes y tratamientos

Muchas personas sufren dolor mandibular, ya sea de forma pasajera, persistente o crónica. Las molestias pueden ser leves o verdaderamente incapacitantes y alterar la calidad de vida de quien las padece.

En este artículo hablaremos más sobre esta molestia e indagaremos sobre las principales causas y remedios.

¿Qué es la articulación temporomandibular (ATM)?

Empecemos por entender el origen de esta afección, repasando la fisionomía y función de la mandíbula. La articulación temporomandibular (ATM) o mandíbula es una doble articulación que une el maxilar inferior con el hueso temporal del cráneo. Una serie de grupos musculares permiten a la mandíbula ejecutar los movimientos propios de la función masticatoria, necesaria para hablar o comer.

Causas del dolor mandibular

Podemos identificar diferentes orígenes del dolor mandibular. Habitualmente, esta afección se extiende a otras zonas como la espalda y la cabeza. Es por ello que en ocasiones, resulta fácil pensar que el origen está en en las cervicales, el oído o que se trata de migrañas.

Lo cierto es que en muchos casos el dolor es consecuencia de la combinación de tensión muscular con problemas anatómicos (de mordida, desgaste, etc.) o hábitos adquiridos (como por ejemplo, masticar por un solo lado, tensión o estrés…).

Por otro lado, determinados condicionantes pueden contribuir a su desarrollo:

    • – Artritis.
    • – Bruxismo: rechinar o apretar los dientes habitualmente.
    • Maloclusión o una incorrecta alineación de los dientes. Esto puede provocar a su vez una alteración de la función de la articulación.
    • – Problemas estructurales de la mandíbula congénitos.
    • – Pérdida de piezas dentales, que a su vez, pueden desgastar el tejido óseo del hueso maxilofacial.

Existen otros factores que, con frecuencia, se pueden relacionar con esta condición, como pueden ser adoptar una postura inadecuada que mantiene los músculos faciales en tensión, dormir poco o incluso, llevar a cabo una dieta baja en nutrientes.

Tratamiento del dolor mandibular

Determinadas técnicas manuales o de fisioterapia pueden abordar el dolor de ATM. También pueden practicarse métodos de relajación para disminuir los niveles de estrés que tensan las estructuras de dicha zona.

Por supuesto, evitar el bruxismo o tratarlo es clave en estos cuadros. Las férulas de estabilización o protectores de mordida para impedir rechinar los dientes son una de las soluciones más habituales y efectivas.

En muchos casos puede abordarse esta condición mediante un tratamiento de ortodoncia. Estaría indicado para las personas que presentan maloclusión. Recordemos que las ortodoncias no tienen un fin únicamente estético, sino que también buscan mejorar la función mandibular y la calidad de vida del paciente.

Como vemos, es importante identificar el origen y abordar el dolor mandibular a tiempo. Los síntomas de los trastornos temporomandibulares dependen de la gravedad y la causa de su afección. Si la articulación no funciona como es debido, es posible que sientas alguna de las molestias que hemos descrito a menudo. Para ello, es imprescindible buscar ayuda profesional de dentistas u odontólogos.

Encuentra el asesoramiento que necesitas en cualquiera de nuestras clínicas independientes. En Servibucal puedes encontrar tratamientos dentales con descuentos de hasta un 40%. Localiza en el buscador de clínicas tu clínica Servibucal más cercana.

Cuentas, además con más de 50 servicios gratuitos. Todas estas ventajas para ti y, si lo deseas, otras 4 personas en una misma cuota. Hazte socio y comienza a disfrutar desde hoy de las ventajas de Servibucal con tu familia.

Leave a Reply

Your email address will not be published.