¿Qué es la sensibilidad dental? Causas y como ayudar a calmar el dolor

La sensibilidad dental viene dada por la exposición de dentina, la parte del diente que cubre al nervio, bien sea por la pérdida de una capa de esmalte o la retracción de encías. Muchas veces, algunos alimentos como los dulces o los ácidos, o los cambios de temperatura pueden generar dolor en los dientes.

Este tipo de problema dental es uno de los más frecuentes y que muestra una elevada prevalencia, tanta que afecta a casi 1 de cada 7 pacientes adultos y, si no se localiza a tiempo, puede desencadenar patologías dentales, tales como caries, gingivitis o periodontitis.

Causas de la sensibilidad dental

Consumo habitual de cítricos

Una de las causas más habituales que provocan sensibilidad dental es la ingesta de manera abusiva de consumo de alimentos y bebidas que contengan cítricos.

El consumo de manera habitual de alimentos como los limones, naranjas o vino pueden convertirse en enemigos a largo plazo de nuestros dientes, ya que lo que provocan es un desgaste del esmalte y por lo tanto se queda al descubierto la dentina.

Para identificar este tipo de desgaste causa por un exceso de erosión química, los dientes adoptan forma de cáliz o lo que es lo mismo, se forman concavidades que no se acoplan a la estructura dental opuesta.

La consecuencia de este desgaste causado por una erosión química es la sensibilidad dental. En cambio cuando este desgaste se produce a causa de regurgitación o vómitos, lo identificamos por el desgaste excesivo de la cara interna de los dientes.

causas de la sensibilidad dental

Onicofagia

Con onicofagia nos referimos a la mala costumbre de morderse las uñas. Esta acción puede generar sensibilidad dental localizada en los dientes que se usan de forma habitual para morderse las uñas. Para localizar este tipo de sensibilidad dental, se observa un desgaste justo en el diente opuesto, coincide totalmente, lo que deja entre ver de donde proviene la anomalía y el dolor dental.

Bruxismo o abfracción dental

El bruxismo es conocido como la costumbre de apretar los dientes de forma habitual. Esta acción puede generar dos tipos de desgaste.

  1. Desgaste en la zona masticatoria, cuando es muy agudo el dolor, puede producir sensibilidad a causa de los nervios y un desgaste que aparentemente no se percibe a nivel del cuello de los dientes, recibe el nombre de abfracción.
  2. El desgaste causado por el apretamiento dental lo que genera es un adelgazamiento del cuello del diente. Este tipo de desgaste también puede producir sensibilidad dental.

Cepillado correcto y abrasión

Es una de las causas menos habituales pero por la que más se sufre sensibilidad en los dientes. Si nos cepillamos la dentadura con mucha fuerza y haciendo movimientos incorrectos o dañinos para los dientes, a largo plazo desencadenara un desgaste que tenga como resultado sensibilidad dental en algunos casos al frío y en otros muchos al propio cepillado.

Reflujo gastroesofágico

La acidez de estómago puede llegar a generar problemas en la boca y en los dientes. Una de las consecuencias es el desgaste de la parte interna de los dientes anteriores, cuando esto está muy avanzado, se puede generar sensibilidad en los dientes.

Bulimia y anorexia

Las personas que sufren este tipo de enfermedades, la necesidad de vomitar le repercute y les hace daño en el esmalte dental y el desgaste que se genera es parecido al que se produce a causa del reflujo o la acidez de estómago. La diferencia es que el desgaste en personas que sufren estos trastornos alimenticios el desgaste se observa mucho antes, por lo que la sensibilidad dental se produce antes.

banner servibucal

Atricción dental

Con atricción dental, nos referimos al desgaste que se produce de forma natural a medida que pasa el tiempo y normalmente no suele producir sensibilidad, pero puede darse el caso en algunos pacientes.

¿Cómo se puede curar la sensibilidad dental?

La sensibilidad en los dientes se puede curar siempre y cuando pongamos un remedio o sigamos un tratamiento previamente dictado por un dentista.

Lo primero que hay que tener en cuenta para que la sensibilidad en los dientes aparezca es identificar el origen de la misma, lo que nos llevará a determinar qué tipo de tratamiento o hábito debemos llevar a cabo.

Una vez que tenemos identificada la causa y el origen se pueden llevar a cabo distintos tratamientos:

  • Utilización de una pasta desensibilizante: este tipo de pastas dentífricas contienen una serie de compuestos que ayudan a bloquear la transmisión de sensaciones al nervio desde la superficie del diente. Lo normal es utilizarla durante un periodo de tiempo marcado previamente por un odontólogo.
  • Enjuagues bucales con flúor: este tipo de técnicas se llevan a cabo en la consulta del propio especialista ya que ayuda a restablecer el esmalte y se reduce la sensación de sensibilidad en dientes y encías.
  • Realizar un empaste: Este tipo de tratamientos se llevaran a cabo para corregir una caries o algún defecto provocado a causa de la sensibilidad. En el caso de que haya habido una pérdida de tejido en las encías, el empaste servirá para proteger la raíz y reducirá la sensibilidad.
  • Hacer una endodoncia: Este tratamiento se llevará a cabo siempre y cuando la sensibilidad sea grave y continua y no se pueda tratar de otra forma. Sera el dentista el que determine llevar a cabo este procedimiento para eliminar el problema de la sensibilidad.

Recomendaciones para hacer en casa

A continuación os vamos a dar algunos consejos para poder llevar a cabo en casa y remediar que la sensibilidad de los dientes se incremente y cuando la localicemos sea demasiado tarde:

  • Evitar introducir en tu dieta alimentos que sean ácidos de manera habitual, tales como, naranjas, limones, alcohol…etc.
  • Hacer unos cepillados dentales más suaves, no es necesario ser brusco o agresivo para poder llevar a cabo una higiene bucal sana y saludable.
  • Es recomendable esperar a cepillarse los dientes tras haber ingerido algún que otro alimento que sea ácido.
  • Es preferente utilizar un cepillo de dientas que tenga los filamentos suaves junto con una crema dental que no sea abrasiva.
  • La utilización de pastas de dientes blanqueadoras, en muchos casos puede resultar abrasiva para nuestros dientes y producir un efecto totalmente contraproducente en el esmalte y dando lugar a la aparición de sensibilidad en los dientes.
  • Los cepillados deben de llevarse a cabo de forma correcta y el tiempo no debe ser excesivo, es decir, no por cepillarse los dientes más tiempo va a ser mejor.
  • En el caso de sufrir sensibilidad es necesario utilizar una crema dental que tenga una alta concentración de flúor, preferentemente es mejor que sea recomendada previamente por un dentista.

En el caso de que ninguna de estas recomendaciones le sirva para calmar o aliviar su malestar, es recomendable acudir a los profesionales, ya que ellos conocen mejor este tipo de anomalías o problemas bucales y sin duda buscaran la mejor solución.

Muchas veces las enfermedades relacionadas con las encías, como pueden ser la periodonitis y la gingivitis generan una retracción de las encías de tal forma que dejan expuesta parte de la corona del diente que debe estar recubierto de un tejido blanco y, debido a esto, el paciente puede experimentar una sensibilidad en determinados momentos, bien ingiriendo alimentos o bebiendo cosas muy frías.

Existen algunos pacientes que tienen el umbral del dolor a niveles más elevados que el resto de personas y únicamente es apreciable el malestar cuándo se realizan algún tratamiento bucal, como puede ser una limpieza profesional. En este tipo de casos se dice que los pacientes sufren un cierto nivel de sensibilidad transitoria.

En el caso de que te hayas quedado con alguna duda o pregunta acerca de lo que es la sensibilidad y como remediarla, en Servibucal te ayudamos a conocer el diagnostico que más se ajuste al problema que tengas. Nuestros expertos odontólogos les realizaran un estudio para localizar el origen del problema y recomendarles el mejor tratamiento para que no vaya a más.

una dentadura sana y perfecta

A través de nuestra página web puedes ponerte en contacto con nosotros, bien a través del formulario personalizado que ofrecemos en la web o, a través de una llamada telefónica. Estaremos encantados de poder ayudarles y aconsejarles, ya que cada uno de nuestros tratamientos y procedimientos es personalizado, enfocado a la necesidad de cada uno de nuestros pacientes.

No pierdas el tiempo y acude a Servibucal para que cuanto antes podamos solucionar el malestar que presenta tu boca, y este verano puedas lucir la mejor sonrisa de toda la playa y puedas comer y beber cosas frías sin tener que preocuparte por el dolor de tus dientes o encías.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.