Dientes de leche torcidos: ¿hay que preocuparse?

Los dientes de leche torcidos pueden ocasionar trastornos en el la futura salud bucal del pequeño, además de producir dificultades de dicción, que sabemos que no son fáciles de corregir. Por tanto ¿qué debemos hacer cuando detectamos este problema? 

Antes que nada, desde que aparece el primer diente de leche, te recomendamos que lleves a tus pequeños al dentista con el fin de hacer una revisión, y que sea el especialista quien decida, en caso necesario, realizar el tratamiento adecuado, incluso la conveniencia de una ortodoncia infantil

Es aconsejable la visita periódica al especialista, muy especialmente si detectas desalineación, caries, dolor y cuando los dientes de leche empiezan a moverse.

Recuerda que entre los tratamientos gratuitos que te ofrece Servibucal, los menores de 16 años tienen 2 revisiones anuales gratis

Causas de la aparición de los dientes de leche torcidos

Entre las principales causas de la aparición de dientes de leche torcidos está el uso excesivo del chupete o el hábito de chuparse el dedo. Esto último suele ser consecuencia de la retirada del chupete.

Otra de las causas por la que los dientes de leche aparecen torcidos es el apiñamiento de los dientes que se produce cuando las piezas crecen demasiado juntas, en ocasiones por falta de espacio, pero no necesariamente..

Aunque en principio no tiene por qué representar un problema para el crecimiento de los dientes definitivos, si conviene que un odontopediatra estudie el caso para evitar mayores complicaciones.

Consecuencias de tener dientes de leche torcidos o apiñados

A menudo se le resta importancia al problema que representan los dientes de leche torcidos e incluso, a su cuidado e higiene en general, por el hecho de que no sean las piezas definitivas. Sin embargo, la falta de cuidado en la primera dentición puede representar problemas mayores, como el futuro apiñamiento o desalineación de los dientes definitivos..

Aparte de generar un problema estético y dificultar la dicción, las piezas dentales torcidas complican el poder hacer una limpieza adecuada de la boca. Obviamente, si la higiene no es correcta, existe un mayor riesgo de caries y enfermedades de las encías. 

Consejos sobre la higiene bucodental de los niños

La limpieza bucal debe realizarse incluso antes de la aparición de los dientes, durante el periodo de lactancia, mediante enjuagues cuidadosos con el dedo. Con la aparición de los dientes de leche se puede empezar a utilizar un cepillo dental pequeño, suave y mojado y con un dentífrico que sea adecuado a su edad. 

Insistimos, que los dientes de leche no sean los definitivos no quiere decir que no puedan tener caries y problemas en las encías que repercutan en el crecimiento de los dientes definitivos.

Del mismo modo, la alimentación es muy importante. Debes prestar especial atención al azúcar, que es el responsable de la mayoría de los problemas dentales en los niños. Reducir su consumo y evitar que los pequeños lo ingieran antes de dormirse es crucial para mantenerlos libres de caries. Trata también de alejarlos de las papillas, zumos y refrescos altos en azúcares.

Enséñalos temprano a hacer del cepillado de dientes un hábito necesario. Así se cuidarán toda su vida.

Esperamos haber despejado algunas dudas sobre este problema tan habitual como poco estimado. Recuerda que Servibucal te ofrece un servicio dental integral para toda la familia, con hasta cinco personas dentro de una misma cuota anual, más de 1900 clínicas y más de 50 tratamientos gratuitos. 

Asimismo, podrás disfrutar de precios garantizados y descuentos de hasta el 40% en tratamientos. ¡Hazte socio y empieza ya a disfrutar con los tuyos de todas las ventajas de Servibucal!

Leave a Reply

Your email address will not be published.