¿Qué es la gingivitis? Causas, síntomas y tratamiento de la inflamación de las encías

gingivitis dental

La boca es una parta muy importante del cuerpo, sobre todo las encías, el tejido que rodea los dientes, ya que si no se cuidan de forma correcta puede causar gingivitis.  Son la parte más sensible y vulnerable de la boca y están expuestas a muchas bacterias y peligros. Se encuentran en la parte superior e inferior de la cavidad oral y cubre los maxilares protegiendo y ayudando a sujetar los dientes de la persona.

Al tratarse de ser una parte de la boca tan sensible incluso cualquier roce puede causar daños como yagas. Además, al estar en constante contacto con el ambiente y alimentos, es muy sencillo que se infecten llegando en ocasiones a producir enfermedades como la gingivitis.

Gingivitis: ¿Qué es exactamente?

La gingivitis es la principal información de la salud de las encías. Se trata de una enfermedad de las mismas, más concretamente, una inflamación de las encías debido a distintas causas que te contaremos a continuación. Cuando aparece esta enfermedad suelen cambiar de color (rojas) y se vuelven más grandes debido a la inflamación, creándose una especie de bolsas en las encías.

Hay que tener en cuenta que se trata de una enfermedad inflamatoria periodontal, esto quiere decir que no afecta directamente al diente, aunque en algunos casos puede llegar a periodontitis. Es por esta razón que es necesario tener especial cuidado y prevención de la gingivitis para que el estado de salud de las encías no vaya a más y llegue a estadios más avanzados.

La gingivitis es una enfermedad de las encías bastante común, sobre todo en personas que no se cuidan de manera correcta la boca. Aunque no provoque tener las encías dolorosas, es necesario apuntar que sí es molesto.

8 Causas de la gingivitis

La principal causa de la aparición de la gingivitis es la acumulación de bacterias en forma de placa en la línea de las encías provocado por un mal limpiado de dientes, atacándolas y causando una inflamación. Además de este, otro síntoma de la gingivitis es el sangrado en el proceso de cepillado de dientes.

Existen otro tipo de causas comunes:

  1. Tendencias genéticas que puede presentar cada persona. Puede que algún familiar directo tenga esta enfermedad y es posible que sea heredada.
  2. Falta de vitaminas. Otra causa bastante común es la falta de vitaminas en el cuerpo. Las vitaminas son muy importantes para ayudar y mejorar la calidad del sistema inmunológico humano. En concreto, las vitaminas que son necesarias son la C y B3.
  3. Cambios hormonales. Durante el embarazo, sobre todo, es cuando más transformación hay en las hormonas y esto afecta a la aparición de la enfermedad de las encías. Pero no es el único motivo de cambio hormonal, la menopausia o el uso de anticonceptivos orales son otras causas.
  4. Tratamientos inmunosupresores.
  5. Enfermedades como la diabetes, leucemia o sida.
  6. Un mal tratamiento por parte del dentista. En muchas ocasiones, el hecho de colocar mal un empaste o corona, afecta a la calidad de las encías provocando infección.
  7. Características dentales propias. Si los dientes se encuentran colocados más juntos de lo normal, es más difícil llegar a limpiar con totalidad la placa acumulada entre ellos.
  8. Tabaco. Es de todos conocido que las consecuencias del tabaquismo son pésimas para nuestro organismo en general y como no, para las encías también. El tabaco debilita las encías ya que el humo y las sustancias que se encuentran cambia la respuesta del organismo a los ataques de distintas encías. La buena noticia en este caso es que, tan rápido como se deje de fumar, el riesgo a padecer gingivitis desaparece.

gingivitis

3 estadios en los que se puede encontrar la gingivitis

Como cada enfermedad, hay varios tipos de estados o fases entre las que se puede encontrar:

  • Etapa 1: La aparición de la gingivitis causando rojez en la encía debido a la inflamación, una pista para saber si estás en esta fase o no es controlar que no se sangre durante el cepillado de dientes.
  • Etapa 2: o también llamada la periodontitis temprana. Se hace notar cuando existe una leve pérdida del hueso que sostiene los dientes. En este caso, la gingivitis es moderada, el sangrado en el cepillado es más abundante y aparece la primera hinchazón.
  • Etapa 3: En esta fase la gingivitis es más grave. Puede llegar a aparecer un hueco entre la encía y el diente o surco gingival. Además, el epitelio conectivo que fija la encía al diente.
  • Etapa 4: Periodontitis. Es la parte más avanzada de la enfermedad. En esta situación es importante tener un especial cuidado. Los síntomas son más graves llegando incluso a la aparición del dolor y a aflojarse el agarrado de los dientes.

En algunos casos, investigadores expertos en el tema han observado que las personas con enfermedad en las encías tienen más posibilidades de desarrollar daños en el corazón o tener problemas en el nivel de azúcar en la sangre.

Además, no son los únicos casos perjudiciales, también se ha demostrado que las mujeres embarazadas con gingivitis tienen más posibilidades de dar a luz un bebé prematuro que otras que no la tengan.

Aunque aún tiene que demostrarse por parte de profesionales que estas enfermedades sea a causa de la gingivitis o cualquier otro tipo de infección de encía.

Tipos de gingivitis

Básicamente, nos podemos encontrar con dos tipos de gingivitis, la asociada a la placa bacteriana y la no asociada a esta:

  1. Asociada a la placa: es a causa de las modificaciones de factores como las faltas hormonales, como por ejemplo la pubertad o el embarazo.
  2. No asociada a la placa: no tienen nada que ver con razones sistémicas sino más bien, a causa de virus o bacterias, genética o reacciones alérgicas.

banner servibucal

Tratamiento gingivitis: pasos clave

El periodoncista y el higienista dental son los principales profesionales que revisan la situación de las encías. Dependiendo de la etapa en la que se encuentre la enfermedad se deberá aplicar un tipo de tratamiento para encías inflamadas u otros.

Un chequeo médico de cuánto tiempo va a ser necesario el tratamiento para combatir la gingivitis y comprobar su estado se puede analizar solo en una sesión. Sin embargo, el proceso es más largo:

Primero hay que realizar un diagnóstico de la situación, precisando detalles del tratamiento. El siguiente paso sería la indicación de las instrucciones necesarias que hay que llevar a cabo en la higiene dental como un enjuague bucal para gingivitis, hilo dental o cepillado dental manual. Por último, se realiza una sesión de una hora aproximadamente de la limpieza bucal en profundidad.

Si se trata de una gingivitis severa, lo específico y más adecuado es reforzar el tratamiento con antibióticos y colutorios con clorhexidina durante una semana.

Esto no es todo. Un paciente que padezca de gingivitis es recomendable que se haga, al menos, una limpieza cada seis meses.

Cabe destacar que, en algunos casos muy extremos es necesaria una cirugía con injertos de hueso y tejido. Aunque esto depende del estado en el que se encuentre la infección y de cada tipo de persona.

Diferencias entre gingivitis y periodontitis

Es importante destacar que no es lo mismo gingivitis que periodontitis. Aunque son enfermedades bucales similares, dista una de otra en tratamiento y sobre todo, en gravedad.

Como hemos comentado, la gingivitis es el estado inicial y reversible de la enfermedad de las encías y si no se trata de forma adecuada  puede llegar a convertirse en periodontitis. Esta última, ataca a las encías, al hueso y al tejido que conecta al diente, pudiendo incluso a llegar a su caída.

En general, los efectos de la periodontitis son irreversibles, no se pueden tratar por lo que es fundamental una buena higiene y prestar especial atención a la higiene bucal.

El tratamiento de la periodontitis es exhaustivo. En una primera fase, el profesional hará un periodontograma, es decir, un diagrama donde se apuntan una serie de parámetros:

  • Tamaño o profundidad de la bolsa al sondaje.
  • Disminución o agrandamiento de la encía
  • Capacidad de movilidad que tiene el diente
  • Furcas expuestas
  • Nivel de sangrado y supuración.

problemas dentales

Desde Servibucal recomendamos que se acuda a un especialista en encías para su diagnóstico ya que este tipo de lesión suelen ser graves para la salud dental y se puede confundir con otro tipo de enfermedades.

Ignorar la gingivitis es grave ya que puede ocasionar graves daños, por ello prevenir esta y otro tipo de enfermedades es fundamental. Es muy importante que el dentista explique al paciente cómo realizar una buena higiene dental.

Esto no significa que se deba cepillar los dientes más de tres veces al día ni demasiado fuerte, ya que podríamos padecer el efecto contrario, daño en las encías y desgaste en el cuello del diente.

Esperamos que te haya resultado de gran utilidad e interesante este artículo para saber los tipos de enfermedades que puede encontrarse en la boca. Si necesitas más información y asesoramiento para disfrutar de la mejor salud dental ponte en contacto con nosotros.

 

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.