Avulsión dental, ¿qué es y cómo se trata?

¿Qué es la avulsión dental?

La avulsión dental es consecuencia de un grave traumatismo. La persona pierde una pieza dental, aunque no afecta a la estructura. La dentadura no sufre daño ninguno es tan solo que el diente cae de su zona saliendo así del alvéolo dentario.

Las avulsiones afectan a la boca, dependiendo del traumatismo que sufra el paciente se pueden ver involucrados otras zonas cercanas a la boca como puede ser la mucosa, también la estabilidad del nervio puede llegar a sufrir. Sin embargo, también la estética puede verse afectada al perder un diente.

https://servibucal.es/

Este problema dental es debido a un golpe de grandes dimensiones, no es sencillo perder un diente sin ningún motivo aparente. Se suele dar sobre todo en deportistas que han recibido un fuerte golpe, jugadores de fútbol, de baloncesto, de rugby, entre otros muchos. También en caso de accidente se puede haber visto afectado.

Debido a esto, las piezas dentales que son más propensas a sufrir el daño por un golpe son los incisivos centrales superiores.

Si hay que tener en cuenta que debe ser un golpe fortísimo para que esto suceda, ya que los dientes son muy resistentes. Por lo general, la avulsión dental se suele dar en niños de entre 7 y 10 años, por el hecho de tener aún los dientes de leche. Y, aunque suene sorprendente, este caso se da más en el sexo masculino.
banner servibucal

¿Qué hacer frente a una avulsión dental?

Es muy importante el tiempo. Cuanto antes se reimplante el diente mayor será la probabilidad de éxito. Para hablar de números más exactos, si el espacio de tiempo desde que sale del alvéolo dentario hasta que lo implantan es de entre 30 y 120 minutos es muy factible que se pueda recuperar sin ningún tipo de problema.

También es recomendable tener en cuenta como lo hayas conservado hasta llegar a la clínica donde te vayan a hacer el reimplante.

Estas son las dos claves principales para que la reimplantación se todo un éxito y se vuelva a recuperar la estética y regresar a la normalidad. Aunque si la avulsión daña una pieza que sea temporal, esta pieza debería reimplantarse otra vez para que no afecte al diente definitivo. Para estar más seguros el odontólogo especialista se encargará de poner un aparato removible que sustituye la pieza definitiva.

Por el contrario, si la avulsión sucede en la pieza definitiva, es cuando hablamos de la importancia que tiene el tiempo y la conservación. De hecho, es recomendable lo siguiente:

  • Recoger el diente por la corona sin tocar la raíz.
  • Lavarlo durante 10 segundos con agua. Recordad que siempre hay que sostenerlo por la corona.
  • Posicionar de nuevo el diente en el alvéolo para que no se forme un coágulo. Esto lo haces mordiendo una gasa para que se mantenga correctamente.
  • Si no es capaz de volverlo a colocar en su zona vaya a urgencias con el diente metido en algún recipiente que contenga preferiblemente suero salino o, en su defecto, y mucho más casero, leche desnatada.
  • Por supuesto, no pierda el tiempo en detalles y acuda a la clínica dental de urgencias más cercana que haya para que se pueda recolocar el diente.

Tratamiento de la avulsión dental

Una vez que el paciente haya llegado a la clínica dental para que le arreglen la dentadura, el especialista pedirá que se le hagan unas pruebas diagnósticas como puede ser una radiografía, entonces se llevará a cabo la reimplantación del diente.

tratamiento avulsión

Después de la intervención se le añadirá una férula con la que deberá estar alrededor de 3 semanas para que se fije el diente. El odontólogo puede que vea oportuno un tratamiento antibiótico para calmar los dolores.

No sólo basta con una intervención, el seguimiento en caso de avulsión dental es muy importante para su pronta recuperación, para ello hay que tener en cuenta una dieta blanda la primera semana y evitar masticar con la zona que se ha visto afectada. Otro detalle que hay que tener muy en cuenta es la higiene rigurosa para que no se infecte la dentadura.

Las revisiones son también claves para que la recuperación vaya perfecta. Por esta razón, es importante acudir para ver el buen estado de la dentadura en varias ocasiones a lo largo de un año, primero el primer mes, luego otra revisión el tercer mes después de la intervención, una nueva visita habiendo pasado los 6 meses y, por último, un año después de haberse llevado a cabo la avulsión dental. Si el odontólogo lo ve oportuno y todo en perfectas condiciones ya debería estar todo como nuevo.

Si quieres conocer más sobre la avulsión dental u otros de los servicios dentales que se pueden llevar a cabo en las distintas clínicas de Servibucal, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro teléfono o nuestra página web, los expertos con los que contamos estarán dispuestos a facilitarte toda la información que necesites.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.