Tipos de infección bucal: Todo sobre las principales lesiones y enfermedades de la boca

Preocuparse por la salud es muy importante en todos los ámbitos y partes del cuerpo, sobre todo, en la boca ya que si no se cuida bien puede causar infección  bucal. Lamentablemente, en muchas ocasiones son muchas las personas que no le suelen dar importancia a la cavidad bucal y acuden a su dentista solo cuando sienten molestias.

La boca forma la gran parte del aparato estomatognático, además de ser la primera parte del aparato digestivo. Desempeña una serie de funciones que conllevan en su mayoría a la introducción de alimentos. Por esta razón, permanecer atentos a cualquier tipo de infección bucal es esencial en nuestro día a día.

Existen muchos tipos de enfermedades bucales que pueden afectar desde los dientes hasta incluso causar dolor estomacal.  En general, las enfermedades bucales se pueden diferenciar en según su localización: dentro de la pulpa del diente, infección en las encías e infecciones alrededor de la parte exterior de la boca y dientes, como son los casos de llagas en la lengua.

Estos tres tipos de infección bucal son molestas, dolorosas y en algunos casos, pueden tener efectos secundarios irreversibles, como por ejemplo la caída de los dientes.

banner servibucal

5 Clases de infección bucal más comunes

En toda la cavidad bucal nos podemos encontrar  muchos tipos de infección bucal y problemas de dientes, sin embargo, las más comunes que se suelen dar en la sociedad son las siguientes:

  1. Herpes labial: Es el tipo de infección bucal más frecuente en la población. Está causado por un virus contagioso, el cual recibe el nombre de VHS. Pueden ser de dos tipos según la zona a la que afecte. El tipo 1 provoca herpes labial u oral, en cambio, el virus de tipo 2 afecta al área genital.

En este caso, hablaremos del virus tipo 1, el cual, tratarse de un virus contagioso, se propaga fácilmente en forma de llagas en el labio.

En cuanto a su tratamiento, lamentablemente no existe una cura para el herpes labial 100% efectiva. Suele desaparecer de la misma forma que aparece en un tiempo estimado de unas dos semanas. En cambio, sí hay en el mercado distintos tipos de cremas o adhesivos que ayudan a que el herpes labial desaparezca de una forma más rápida.

Un truco para proteger esta zona de cualquier tipo de llaga o infección bucal es utilizar crema de protección solar para labios.

llagas en la boca

  1. Leucoplasia: Son múltiples los casos de aparición de este tipo de infección bucal. La causa más habitual lo provoca el hábito de fumar. Sin embargo, también puede ser motivo de una mala higiene bucal, mordida de mejilla interior o tener dientes rotos.

Su aparición se hace presente en el interior de la boca en forma de placas blancas. Son, sin duda, un motivo primordial para acudir al dentista. El profesional tratará de deshacerse de esta infección bucal con el uso de la cirugía o  del ácido retinoico. En el caso del que el paciente fume, la primera recomendación que se le comunica es que deje de fumar inmediatamente.

  1. Halitosis: Es lo que comúnmente se conoce como el mal aliento. Puede aparecer por varios motivos pero el principal es una mala higiene bucal. Las bacterias que se encuentran en los alimentos se acumulan en la boca provocando ese mal olor característico de la halitosis. Para la mayoría de la población, es un tipo de infección bucal muy desagradable.

La recomendación que damos los profesionales del sector es tener una buena higiene dental. Para complementar esta acción el uso de hilo dental, dentífrico y enjuague bucal ayudan a prevenir este tipo de enfermedades de la boca.

  1. Gingivitis: Es otro tipo de infección bucal común cuyo principal síntoma es la infección de las encías debido a una acumulación de placa bacteriana y sarro.

Hay que tener especial cuidado con la gingivitis ya que, si no se trata a tiempo y esta enfermedad bucal va a más y sigue desarrollándose, puede llegar a convertirse en  periodontitis. En este caso, se podría llegar incluso a la pérdida total del diente. El motivo principal por el cual se produce la gingivitis es, en su mayor medida, una mala higiene bucal y dental.

gingivitis

En cuanto a los síntomas, podemos enumerar varios: inflamación de las encías, enrojecimiento de las mismas, sangrado, sensibilidad al frio y mal aliento.

  1. Caries: Su aparición representa la destrucción de los tejidos que rodean a los dientes. El estilo de vida y de alimentación es la principal causa de estos problemas dentales, como por ejemplo fumar y el exceso de bacterias y ácidos. Cabe destacar que la genética también influye en su aparición.

Los tipos de caries que nos podemos encontrar son:

  • Caries de corona: afecta primordialmente al diente.
  • Caries radicular: daña a la raíz del diente.
  • Caries recurrentes: pueden formarse alrededor de las obturaciones y coronas ya existentes.

¿Cómo deshacerse de la infección bucal?

Padecer estos tipos de infecciones bucales es fácil de prevenir, a no ser que se trate de una infección bucal genética. Seguir una serie de pasos es básico para no tener problemas bucales:

  1. Buena higiene bucal: La recomendación de los especiales es lavarse los dientes tres veces al día, justo después de cada comida para eliminar restos y que esto pueda provocar la infección o producir muelas con caries.

Las pastas de dientes son productos químicos que se utilizan para combatir la placa bacteriana, es decir, aquellos microorganismos que causan las enfermedades bucales o cualquier tipo de infección bucal y problemas de dientes.

En el mercado hay disponibles muchos tipos de pasta de dientes, solo hay que saber cuál elegir en cada caso: pasta anti-caries, para dientes sensibles, bloqueadoras o fluoradas, son algunos ejemplos. De hecho, las pastas dentífricas con sustancia flúor en su fórmula son las más adecuadas y efectivas contra las placas bacterianas.

Un consejo es no frotar demasiado fuerte la zona infectada o las encías ya que puede producir algún tipo de yaga en la encía. En el caso de los cepillos de dientes, ocurre como con las pastas dentífricas, podemos encontrar de múltiples tipos: de cerdas suaves, fuertes o cepillos de dientes eléctricos.

  1. Acudir al dentista: Nadie mejor que un experto va a saber tratar la zona infectada. En el campo de la odontología hallamos distintos especialistas, algunos ejemplos son:

Dentista pediátrico: Enfocados a la salud dental en niños desde incluso antes de la aparición de sus dientes. Son los encargados en tratar su formación y desarrollo.

Endodoncista: Su función principal es llevar a cabo el tratamiento al conducto radicular. Es decir, tienen un amplio conocimiento del nervio del diente, situado entre el esmalte del mismo y la dentina.

Cirujano Oral y Maxilofacial: Es el encargado de hacer varios tratamientos que necesitan algún tipo de cirugía. La más común es la extracción del diente pero es un amplio campo en el que todos tienen relación con la estética o la funcionalidad de los tejidos duros, lesiones y enfermedades.

-Ortodoncista: La irregularidad en los dientes puede afectar a nivel estético pero también a nivel de salud, como una mala mordida. El ortodoncista es el encargado de solucionar este tipo de problemas. Tienen en cuenta factores como formación, desarrollo y la prevención de la corrección dental.

-Periodoncista: Se ocupan de cuidar y prevenir cualquier tipo de infección bucal como las que hemos explicado anteriormente: gingivtis, muelas con caries…

Protesista: son un tipo de dentista que se encargan de suplir dientes naturales que bien sea por estética o por salud bucal, es necesario cambiarlos por prótesis dentales artificiales: implantes, dentaduras, carillas…

lavarse los dientes

  1. Remedios naturales: Sobre todo son utilizados cuando la infección bucal provoca hinchazón en la cara. Para reducir la inflamación los remedios naturales suelen ser efectivos y provocan sensación de alivio. Aplicar frio en la parte exterior de las mejillas es la mejor opción para ello, un consejo es no pegar a la zona directamente el hielo, lo mejor para este caso es envolverlo en un paño o utilizar bolsas congelantes especiales.

Por otro lado, es interesante destacar que una infección bucal puede traer consecuencias más allá de la zona de la boca. En algunos casos, perjudica a la garganta provocando infección de las amígdalas o dolor de garganta en general. Si te encuentras en esta situación debes acudir al médico y este, seguramente, recetará algún tipo de antibiótico para el dolor de muelas.

En definitiva, para tratarse cualquier tipo de infección bucal es esencial llevar un cuidado de la boca diario y constante. Además, también es primordial que se acuda al dentista regularmente y no asistir solo cuando ya esté la infección bucal o cualquier otra molestia bucal.

Los especialistas recomendamos evitar cualquier exceso de alimentación no saludable como azúcares; utilizar hilo dental y en definitiva, llevar una correcta higiene bucal diaria. Si necesitas más información y asesoramiento para disfrutar de la mejor salud dental ponte en contacto con nosotros. Te ayudaremos en todo lo que necesites.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.