5 consejos y recomendaciones para cuidado bucal en niños y adultos

La higiene es una de las principales formas que tenemos de preservar nuestra salud, empezando por un adecuado cuidado bucal. La boca es una de las partes más importantes del cuerpo a la que la mayoría de la sociedad no le presta la atención que necesita.

Para tener un buen cuidado bucal es esencial mantener una higiene bucal apropiada. ¿Por qué? Muy sencillo: La limpieza bucal diaria es importante para nuestra salud ya que evita una acumulación de bacterias en toda la cavidad por lo que también previene enfermedades bucales en un futuro.

Tener una higiene dental personal correcta significa que los dientes están perfectamente limpios, es decir, no nos encontramos restos de comidas, además, las encías lucen un color saludable, rosado y sin sangrado y sin olvidar que el mal aliento no será un problema.

cuidado de los dientes

5 Consejos para conseguir un buen cuidado bucal

Unos dientes sanos no solo dan buena imagen sino que también ayudan a tener salud en general en nuestro organismo. En múltiples ocasiones solo nos preocupa mantener blancos los dientes pero el cuidado bucal va mucho más allá.

Para poder disfrutar de ello tener un buen cuidado bucal es primordial. Pero, ¿cómo se practica una higiene bucal apropiada? Cepillarse los dientes, el uso de hilo dental, enjuague bucal y asistir regularmente al dentista son las principales claves:

  1. Cepillarse los dientes tres veces al día. Según los expertos, limpiarse la boca después de cada comida sería lo ideal para poder así eliminar restos que puedan acumularse y crear en ella placa bacteriana.

Hay que tener en cuenta que nos debemos cepillar en profundidad tanto los dientes como las partes internas de la boca y la lengua. Para ello, se necesita un cepillo de dientes adecuado a cada tipo de cavidad bucal: blando, duro, eléctrico, al igual que el dentífrico: blanqueadora, para dientes sensibles…

La forma correcta de realizar la higiene bucal con cepillo de dientes es:

-Colocar el cepillo de dientes en un ángulo de 45º respecto a las encías.

-Mover el cepillo de dientes hacia adelante y hacia atrás de manera sueva y con movimientos más bien cortos para que puedan cubrir los dientes totalmente.

-En cuanto a la parte trasera del diente, poner el cepillo de forma vertical.

-No te olvides de la lengua. Es donde se acumulan la mayoría de las bacterias y es esencial para mantener un aliento fresco.

  1. Usar hilo dental. Hay muchas zonas en las que el cepillo de dientes no llega y para tener un correcto cuidado bucal, el uso de hilo dental es esencia en cada lavado. Existen distintos tipos de hilo dental: de nylon (multifilamento) o PTFE (monofilamento).

La forma correcta de utilizar el hilo dental es:

-Toma unos 45 cm y enrollarlo en los dedos dejando libres unos 3 o 4 cm para trabajar la zona.

-Sostener el hilo dental tirante.

-Deslizar suavemente hacia arriba y hacia abajo entre todos los dientes sin llegar a la encía.

  1. Reemplazar el cepillo de dientes. Es recomendable sustituirlo cuando muestre señales de desgaste o cada tres meses.

Comprar uno nuevo puede resultar más efectivo para nuestro cuidado bucal ya que está libre todo tipo de bacterias y podrá ser positivo para evitar enfermedades bucales como la gingivitis o periodontitis, entre otras muchas.

  1. Culminar la limpieza. Para dejar tus dientes totalmente limpios utiliza un enjuague bucal. Ayudará de forma complementaria a mantener una boca limpia y un aliento fresco.

Es importante destacar que es un complementario del cuidado bucal, es decir, no se debe sustituir por el cepillado de dientes o por la limpieza con hilo dental. También podemos encontrar muchos tipos de enjuague bucal: terapéuticos (para la prevención o reducción de enfermedades bucales como las caries) o cosméticos (controlan y reducen temporalmente el mal aliento).

  1. Acudir al dentista. Contar con la opinión de profesionales siempre es importante a la hora de evaluar y controlar el desarrollo de los dientes. No solo para determinar el estado del cuidado bucal sino también para tratar cualquier enfermedad o realizar limpiezas anuales.

banner servibucal

La importancia del cuidado bucal en niños

Desde el nacimiento de los dientes del bebé hay que prestar especial atención al cuidado bucal de niños.  Cerca de los seis meses es cuando suelen aparecer los primeros dientes, es en este preciso momento en el que se debe estar atento a su cuidado bucal.

Para vigilar el crecimiento de los dientes en bebés es recomendable visitar al odontopediatra, este profesional  podrá comprobar mejor que ningún otro el correcto desarrollo del nacimiento y posterior desarrollo de los dientes del niño.

Como padres, se tiene la responsabilidad de crear unos hábitos de higiene bucal adecuada en los hijos. Para comenzar, un consejo para una buena higiene bucal antes de que aparezcan los primeros dientes es darle al bebé una gasa húmeda después de la toma del biberón para poder así limpiarle la boca de restos de comida.

En el momento en el que el bebé crece y aparecen sus dientes de leche, es hora de utilizar cepillos para mantener el cuidado bucal, siempre y cuando se tenga en cuenta la edad del niño.

¿Cuál es el cepillo dental adecuado para un niño?

cuidado-bucal-infantil

Es importante seleccionar un cepillo de dientes apropiado para cada niño para su cuidado bucal, según su edad, como comentábamos antes.  Los dientes de leche también se deben limpiar para evitar futuras enfermedades bucales ya que juegan un papel importante al morder y masticar la comida. Numerosos estudios demuestran que aquellos niños que padecen algún tipo de problema en los dientes de leche, como pueden ser caries, son más propensos a desarrollarlas cuando sean adultos.

Si tu hijo o cualquier niño pequeño cercano tiene caries o alto riesgo de padecerla, lo más recomendable es bajar el consumo de productos que sean altos en azúcares y calorías, como galletas, golosinas o patatas fritas. Aunque se trate de niños, en cuanto al cuidado bucal hay que tener en mismo cuidado que se debe tener en mayores, debido a que se enfrentan a las mismas condiciones y daños.

En cuanto a la higiene bucal de los niños, cuando ya aparezcan estos dientes de leche es conveniente utilizar para su cuidado bucal diario un cepillo de dientes con cerdas blandas y una cantidad de pasta o gel dentífrico con flúor, siempre tiendo en cuenta la edad del niño.

En la adolescencia, la cavidad oral se va transformando, tanto el capacidad como en la construcción de dientes. En este momento, es primordial un constante seguimiento en el desarrollo de los dientes y por ende, en su cuidado bucal.  Es conveniente cambiar el cepillo de dientes a uno con cerdas más duras y la pasta dental para niños, por una de adultos.

¿Cómo inculcar el cuidado bucal en mi hijo?

Es muy común encontrarse con la situación de que tus hijos no quieran cepillarse los dientes o incluso que alguna vez pasen por alto esta  acción. Pero a continuación, detallamos algunos consejos para inculcar el cuidado bucal en tu  hijo y que esto no sea un problema para él:

  1. Anímalo a participar. Desde el momento en el que se compra el primer cepillo es aconsejable dejarlo elegir a él. En el mercado podemos encontrar cepillos de dientes de sus personajes favoritos que seguro que le animan a participar en su cuidado bucal.
  2. Limpiarse los dientes no es aburrido. Puede que para ellos no sea divertido pasar tiempo cepillándose los dientes y para que esto no sea así, puedes incentivarlo con un momento musical, por ejemplo.
  3. Vínculo padre e hijo. Por todos es conocido que los niños suelen imitar el comportamiento de sus padres, ¿no sería un buen momento para aprovecharlo? Puedes decirle tu hijo que te acompañe a cepillarte los dientes, si lo hace acompañado se sentirá más seguro y con ganas de tratar su cuidado bucal.
  4. Empezar a ser independiente. Por otro lado, a los niños también les gusta sentirse mayores e independientes. Una idea para que mantenga un cuidado bucal es involucrarle en el proceso, y animarle a que “como ya es mayor, puede hacerlo solo”. Esto le motivará a hacerlo, aunque es recomendable vigilar su cepillado para que se haga correctamente.

Acudir a especialistas como puede ser odontólogo o higienista bucodental, ayudará a desarrollar buenas técnicas de higiene y mantener así un cuidado bucal adecuado. Además, te enseñará a detectar las áreas que demandan una atención especial durante el cepillado y la limpieza con hilo dental.

higiene bucodental

Es importante destacar que para mantener una buena salud bucal no es únicamente necesario preocuparse del cuidado bucal, si no que todo esto hay que acompañarlo de un cuidado general. Una buena alimentación, evitar fumar y practicar deporte son algunos ejemplos.

Los especialistas recomendamos evitar cualquier exceso de alimentación no saludable como azúcares; utilizar hilo dental y en definitiva, llevar una correcta higiene bucal diaria. Si necesitas más información y asesoramiento para disfrutar de la mejor salud dental ponte en contacto con nosotros. Te ayudaremos en todo lo que necesites.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.