Cuidado de la boca durante el verano

El cuidado de la boca durante el verano también es importante. Ten en cuenta que ésta es una rutina que sigue siendo necesaria durante el periodo de vacaciones.

Disfrutar de tu descanso sin dejar de lado la salud bucodental durante las próximas semanas es muy sencillo. Para ayudarte con este cometido puedes tomar nota de las siguientes sugerencias.

1. Revisión dental para un buen cuidado de la boca

Este periodo de descanso conduce al reencuentro con la rutina en el mes de septiembre. Concreta una próxima revisión en tu dentista durante el mes de septiembre. Agenda esta cita con margen de anticipación suficiente y anótala en tu calendario. La prevención es importante para potenciar el cuidado de la salud dental.

Y por supuesto, si tienes alguna molestia durante las vacaciones, acude a los especialistas que encontrarás en los más de 1.900 centros que Servibucal tiene en todo el territorio.

Si lo prefieres, puedes concretar tu próxima revisión antes de salir de viaje. Ten en cuenta los consejos que te dé el especialista para cuidar tu higiene bucal.

2. Cepillarse los dientes, lo más esencial en higiene bucal

En verano, y especialmente cuando realizas viajes, nuestras rutinas cambian. El periodo vacacional es para desconectar y hacer todo aquello que nos apetece en el día a día. Pero también existen otros hábitos que conviene seguir cuidando durante este tiempo de descanso.

Cepillarte los dientes es una rutina que con la que debes ser constante para no dejar de lado el cuidado de la boca durante el verano. Por ello, no olvides este aspecto al preparar tu equipaje. ¡Un kit dental apenas te ocupará sitio!

3. Dieta saludable durante el verano

Ya sabes que muchos momentos del verano transcurren en torno a la mesa. La gastronomía es un tema esencial cuando visitas un nuevo lugar y descubres sus productos más típicos. Del mismo modo, cuando estás en casa tienes más tiempo para dedicar a la cocina. Una alimentación saludable refuerza tu bienestar integral y, por tanto, también el cuidado de la boca durante el verano.

La flexibilidad de la rutina del verano puede dar lugar a más caprichos y excepciones. Sin embargo, conviene reducir el consumo de azúcar. Cuando hagas la cesta de la compra en tus vacaciones de verano acuérdate de las frutas de temporada. La fructosa y los azúcares naturales, siempre consumidos con moderación, son mucho más saludables que cualquier azúcar refinado o edulcorante.

4. Beber agua favorece el cuidado bucal

Existen necesidades esenciales que conviene cuidar especialmente durante el verano. El calor, el consumo de alcohol, el ejercicio y otros factores hacen que el riesgo de deshidratación sea mayor que en otras épocas del año. Pero, además, la ingesta de líquidos, fundamentalmente agua, es esencial para mantener hidratada, limpia y fresca nuestra boca. De hecho, uno de los principales enemigos de la caries, además del cepillado, es el agua.

5. Propósitos saludables, por ejemplo, dejar de fumar

El verano suele ser un tiempo de reflexión y septiembre, el mes de los buenos propósitos. Dejar de fumar es una de las mejores decisiones que se pueden tomar en la vida, sin lugar a dudas.

El tabaco, ese gran enemigo de nuestro organismo, es especialmente dañino con nuestra salud bucodental: triple riesgo de sufrir periodontitis, coloramiento de dientes, halitosis, irritación de mucosas, mayor probabilidad de caries, pérdida de gusto y olfato o incremento exponencial del peligro de sufrir cáncer oral son algunas de las consecuencias del tabaco sobre nuestra boca.

Por tanto, aquí tienes otro gran motivo para olvidar el tabaco, en el caso de que fumes o conozcas algún fumador.

Si necesitas acudir a tu dentista, adelantar o agendar esa revisión que todos debemos hacernos, contacta con nosotros y disfruta de un servicio dental integral para ti y toda tu familia.

Leave a Reply

Your email address will not be published.