Qué tipos de cepillos dentales hay y cuáles utilizar en cada caso

Los cepillos de dientes son accesorios imprescindibles para conseguir una buena higiene bucodental, y se utilizan tanto para limpiar los dientes, como encías, paladar y lengua, y por eso es necesario que cada cual elija entre los distintos tipos de cepillos dentales el que mejor se adapte a su sensibilidad y morfología bucal, o el que pueda recomendar el dentista en cada momento.

Existe constancia de que a lo largo de la historia y en diferentes culturas siempre se han utilizado diferentes instrumentos a modo de cepillo de dientes, para conseguir la mejor higiene bucal.

En la Grecia clásica se utilizaban ramitas acabadas en filamentos, además de otras hierbas y ramas que se masticaban para conseguir cierta higiene dental.

Los árabes utilizan el miswak que es otro tipo de rama a modo de cepillo dental, y en China desde antiguo existían unos útiles similares a los cepillos de dientes que actualmente utilizamos, con mango de hueso o madera en cuyo extremo se incrustaban cerdas de animales como el caballo o el jabalí.

caracteristícas de los distintos tipos de cepillos de dientes

Los primeros cepillos dentales llegaron a Europa con las caravanas de mercaderes que realizaban las rutas asiáticas.

Mientras la población europea solucionaba sus necesidades de higiene bucodental a base de palillos metálicos o de madera.

Hasta la aparición del nylon en el siglo XX, no se generalizó el uso de los cepillos dentales de forma mayoritaria, por el alto precio de las fibras naturales provenientes de animales, además de otra serie de contraindicaciones discutidas sobre la acumulación de bacterias que éste tipo de materiales podían contener, no resultando demasiado aconsejable su uso, a lo que se unía la dureza de este tipo de material que en muchos casos provocaban otro tipo de problemas de encías.

Las fibras sintéticas de los actuales cepillos de dientes además de resultar más suaves y económicas, frenan mejor la aparición de bacterias tras su uso gracias a su menor tiempo de secado, aunque en cualquier caso siempre se recomienda cambiar de cepillo cada tres meses, para evitar posibles infecciones y otras enfermedades provocadas por las bacterias de los cepillos dentales.

Los diferentes estudios y avances en prevención de enfermedades bucodentales, e higiene dental, han propiciado la aparición de distintos tipos de cepillos dentales adaptados a la anatomía de la boca, particularidades especiales, e incluso la aparición del cepillo eléctrico, que por sus movimientos y posiciones permite una higiene dental mucho más fácil y completa.

banner servibucal

No obstante para conseguir una completa higiene bucal, a la buena limpieza dental, hay que añadir siempre un enjuague con colutorio adecuado y el uso del hilo dental.

¿Cuántos tipos de cepillos dentales existen?

Aunque todos los cepillos dentales cuentan con un mango de plástico terminado en una cabeza en la que se encuentran incrustadas las cerdas o fibras sintéticas perpendiculares para conseguir acceder a todas las partes del interior de la boca, existen muy diferentes tipos de cepillo de dientes diseñados para solucionar diferentes necesidades, que a continuación te vamos a explicar.

Los cepillos dentales manuales, se pueden clasificar por el tipo de dureza, por el tipo de situación especial tras un tratamiento, por la cantidad de hileras de fibras dependiendo de la forma de alineación dental, o para trabajar específicamente en un determinado tipo de higiene.

De ésta manera nos encontramos con:

  1. Cepillos dentales duros con fibras más rígidas, que se utilizan para bocas muy sanas y cuidadas, a las que no afecta ésta dureza, aunque conviene tener claro que no se debe presionar frotando enérgicamente para evitar dañar las encías, e incluso rallar el esmalte.
  2. El cepillo de dientes de dureza media, es el más adecuado para personas con una boca sana pero con sensibilidad a la presión de unas cerdas demasiado duras.
  3. Cepillos dentales suaves, al provocar una menor fricción son los mejores cuando existe sensibilidad y problemas dentales.
  4. Cepillos infantiles, con cabeza y mango más pequeños, suelen contar con menos hileras de fibras, y reúnen un tamaño adecuado para facilitar la higiene bucal de los pequeños.
  5. Cepillo dental postquirúrgico, con cerdas ultra suaves, se utilizan para poder mantener una adecuada higiene bucodental, mientras se produce la cicatrización tras una cirugía bucal.
  6. El cepillo de dientes con cabezal ortodóncico, presenta una hilera central con fibras más cortas que ayuda a realizar la limpieza de los brackets.
  7. Cepillos dentales interproximales, se utiliza para eliminar el sarro entre espacios proximales de los dientes, y se pueden adquirir con distintos grosores para adaptar a las necesidades personales.
  8. Cepillo periodontal, con cabezal compuesto con sólo dos tiras de cerdas muy suaves y más separadas entre sí, para acceder a la limpieza de los espacios interdentales cuando se padece periodontitis o gingivitis, sin producir mayor irritación.
  9. Cepillos eléctricos, a los que se pueden aplicar diferentes cabezales más suaves o duros, y que consiguen una limpieza más fácil y completa al desarrollar movimientos horizontales, vibratorios y verticales.

es mejor un cepillo manual o uno eléctrico

Y ahora que ya sabes todos los tipos de cepillos dentales que existen, elige el que mejor se adapte a tus necesidades, o acude a nuestra consulta en tu próxima revisión para que nuestros expertos te aconsejen, contactando con nosotros.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.