¿Cómo usar un cepillo interdental? Descúbrelo todo

El cepillo interdental también se denomina cepillo interproximal y es uno de los elementos indispensables en tu higiene diaria para tener una buena salud bucodental. Este cepillito llega a algunos recovecos donde el cepillo normal no lo hace, por lo que resulta un complemento perfecto.

¿Qué es un cepillo interdental?

Este cepillo tiene un tamaño y forma que nada tiene que ver con un cepillo normal para los dientes, debido a que se utiliza para limpiar el espacio que existe entre las piezas dentales. Su forma suele ser alargada y cilíndrica.

Estos cepillos tienen una función muy similar a la del hilo dental. Es decir, se utilizan para eliminar el sarro, la placa y los restos de comida que no puedes retirar con el cepillado habitual de las piezas dentales. No obstante, y aunque su función sea similar, en realidad son herramientas complementarias para una buena higiene bucal.

El hilo dental es una buena opción cuando los dientes apenas tienen espacio entre sí, pero si tienes diastemas, es decir, un espacio entre piezas adyacentes muy pronunciado en el que no se llegan a tocar, no tendría la capacidad de eliminar la placa dental. El grosor del cepillo interproximal facilitará la limpieza en este tipo de situaciones.

Por tanto, ¿qué es mejor, utilizar el hilo dental o un cepillo interdental?

La respuesta a esta pregunta es simple: depende. Los interproximales pueden ser una alternativa al hilo, pero, en realidad, cada uno tiene una función específica. El cepillo es la mejor opción cuando entre los dientes hay cierto espacio y, en caso contrario, lo más recomendable es utilizar el hilo dental.

 

Servibucal_número-clínicas_

Diferentes tipos de cepillos interdentales

Los cepillos interproximales se clasifican en función del grosor que tienen, ya que están pensados para poder limpiar en los espacios que quedan entre los dientes, y estos no son los mismos ni entre los diferentes dientes ni si comparas entre distintas personas. Por tanto, a la hora de escoger el cepillo adecuado tendrás que valorar cuál es el espacio entre dos de tus piezas.

También es posible que necesites varios tipos de interproximales, porque no todos los espacios que tengas sean exactamente iguales. Pero en tu centro odontológico de confianza te indicarán cuál o cuáles serán los más adecuados para ti.

Es muy sencillo diferenciar el tamaño de los cepillos porque utilizan una gama cromática. Así, los más finos suelen ser los rosas y los morados los más gruesos. Siguiendo con esta escala, tras el rosa encontrarás el naranja, luego el verde, seguido del rojo, amarillo, azul y, finalmente, el color morado.

Si optas por un cepillo que sea demasiado grueso, correrás el riesgo de dañar el esmalte de los dientes, pero con uno demasiado fino no llegarás a lograr tu objetivo, porque no harás el barrido adecuado para conseguir eliminar la placa. El adecuado es aquel en el que las cerdas hagan contacto con los dientes.

Pero el grosor no es el único modo de clasificar a los cepillos interdentales, ya que tienen dos formas diferentes: rectos o cónicos. Ambos modelos cumplen la misma función, pero los cónicos suelen ser más cómodos a la hora de usarlos, sobre todo, en las piezas posteriores.

Beneficios e inconvenientes de utilizar cepillos interproximales

Gracias a estos pequeños cepillos, cuidarás al máximo de tu higiene bucal y conseguirás una óptima limpieza dental. No solo eliminarás la placa que se queda entre las piezas dentales, sino que estarás contribuyendo a mantener sanas las encías, porque podrás limpiar el surco gingival. Por tanto, esta herramienta es tremendamente útil tanto en el tratamiento como en la prevención de periodontitis y gingivitis.

Si llevas implantes dentales, sufres de enfermedad periodontal, llevas ortodoncia o puentes, están totalmente indicados para ti, porque facilitan una eficaz higiene alrededor de los implantes o bajo los aparatos. Tendrás que utilizarlos para garantizar y cuidar al máximo tus tratamientos y mantener complemente limpia la cavidad bucal.

El uso de este cepillo ha de ser muy delicado. De lo contrario, podría llegar a provocar sensibilidad dental.

¿Cómo escoger un buen cepillo interproximal?

Ya sabes que hay diferentes tipos de cepillos interproximales y, a la hora de escoger el mejor para ti, has de prestar atención a las siguientes características según el COEM:

– Que sea ergonómico y lo puedas sujetar perfectamente.

Las cerdas deben ser flexibles y suaves para no dañar ni el esmalte ni la encía, aunque deben ser lo suficientemente fuertes para que puedan eliminar la placa.

El cabezal ha de ser cómodo y pequeño para que pueda acceder a todos los recovecos.

¿Cómo utilizar los cepillos interdentales?

Su uso es más sencillo de lo que te pueda parecer. El mejor momento para utilizarlo es por la noche, tras la limpieza bucal diaria, aunque debes hacer uso de él al menos una vez al día. La forma de uso sería la siguiente:

– Coloca el cepillo en el lugar donde se inicia el espacio interdental, inclina la punta en ángulo con respecto a la línea central y empújalo con suavidad hasta que se introduzca entre los dientes. Si has de forzarlo para que entre, es que no se corresponde con el grosor que necesitas y podrías dañar el esmalte, la encía o ambos.

No ejerzas fuerza sobre el cepillo y sostén el mango en un ángulo de 90º con respecto a los dientes. Necesitarás ejercer algo de presión, pero nunca ejerzas fuerza.

No gires el cepillo. Realiza movimientos horizontales desde fuera hacia dentro con suavidad. En la arcada superior el cepillo tendrá que realizar un movimiento hacia abajo, pero en la arcada inferior el movimiento tendrá que ser hacia arriba.

– Fíjate en que sean los filamentos del cepillo los que contactan con los dientes y encías, y no el alambre.

No utilices un dentífrico para este tipo de cepillos a no ser que te lo indique el dentista. En caso de que lo necesites, existen pastas específicas.

¿Cuál es la duración de estos cepillos?

Lo habitual es que los cambies al cabo de un mes, pero si aprecias que las cerdas se han desgastado antes, cámbialos inmediatamente. Si te preguntas por su coste, es algo relativamente económico.

Ahora que ya conoces cómo usar perfectamente el cepillo interdental, complementa tu higiene bucal y goza de la mejor salud posible.

Leave a Reply

Your email address will not be published.