10 hábitos cotidianos que empeoran nuestra salud bucal y porqué evitarlos

En el siguiente blog de salud bucal analizaremos cuales son los hábitos cotidianos más perjudiciales para nuestra higiene bucodental y por qué debemos eliminarnos.  Debido a tu sonrisa, haces tu vida más hermosa. Cuidar de ella es muy sencillo, pero debes de tener en cuenta que en nuestro día a día tenemos interiorizados una serie de hábitos que es mejor eliminar

Tabaco

El efecto del tabaco en la salud bucal es absolutamente negativo.  Aumenta la inflamación de las encías y el riesgo de padecer infecciones bucales. En caso de que te sometas a cualquier cirugía bucal, como por ejemplo, la extracción de las muelas del juicio, la capacidad de cicatrizar de las encías será un 40% más lenta. Si  decidas eliminar el tabaco para mejorar tu salud dental, debe motivarte pensar que solo tres semanas ya notarás una enorme mejora en el color de tu boca o encías.

tabaco daña la salud dental

Cítricos

Debemos de hablar de los efectos negativos de determinados alimentos para la salud bucal. Los cítricos, aunque son beneficiosos para nuestra salud por su alto contenido en vitamina C contienen distintos tipos de ácido. Cuando este entra en contacto con el esmalte de los dientes se produce un efecto químico que afecta de modo directo al calcio de estos. Lo cristaliza y los moviliza, lo cual debilita su protección. No significa que no puedas consumir este tipo de frutas, pero debes de lavar tus dientes inmediatamente después para evitar el desgaste dental.

Bañarse en la piscina

El cloro y la salud bucal se han convertido en enemigos íntimos de un tiempo a esta parte. El motivo es muy sencillo. El PH del agua de la piscina es superior al de la saliva, lo que hace que las proteínas salivales se descompongan rápidamente y formen depósitos orgánicos o sarro marrón en los dientes. No obstante, si solo te vayas ocasionalmente en verano, no debes temer por esto, pues afecta fundamentalmente a gente que nada durante largas horas como deportistas de élite.

banner servibucal

Comer caramelos

En esta lista no podía faltar este clásico relativo a la salud bucodental. De pequeños siempre escuchábamos que si comíamos caramelos nos salían caries. No obstante, debes de saber que además de esto, en caso de que comas chuches muy pegajosas como pueden ser las gominolas, es probable que se almacenen restos entre los dientes, por lo que después de comerse un caramelo es fundamental lavarse a fondo los dientes y hacer una limpieza bucodental en profundidad

Los dientes no son herramientas

Todos los hemos hecho alguna vez. No podíamos abrir una lata con las manos y hemos utilizado los dientes para facilitarnos la tarea. ¡Mucho cuidado! Al habitual desgaste al que sometemos a los dientes en nuestro día a día, se le suma la posibilidad de fracturarlos. Usa las manos y en caso de serte imposible la apertura, agarra el bote con un trapo o dale un pequeño golpe sobre la mesa

Café y vino

El café y el vino provocan manchas en nuestros dientes, al tiempo que desgasta el esmalte. Si bebes vino es recomendable que optes por el vino blanco y en caso de tomar café, tómalo sin azúcar y procura lavarte los dientes después, como si de un dulce se tratara.

Patatas fritas

Son un snack muy habitual que solemos tomar entre horas. No obstante, estas contienen almidón, una sustancia que se convierte en ácido y ataca a los dientes veinte minutos después de su consumo por lo que abusar de ellas puede empeorar nuestra salud bucal.

consumo de patatas fritas daña la salud bucal

Piercings

Los piercings están de moda entre los jóvenes, pero muy pocos conocen los peligros que suponen para nuestra salud oral. En caso de que se encuentre en el labio, el roce del metal con nuestros dientes desgasta en esmalte. Si el piercing se encuentra en nuestra lengua, supone una agresión muy grande y un foco de bacterias que puedan dar lugar a la inflamación de la misma

Seda dental

Cuando nos cepillamos los dientes, solemos utilizar el cepillo y el colutorio a posteriori. No obstante, cada vez son más los dentistas que nos alertan de la necesidad de usar la seda dental. Para la limpieza de las zonas interdentales como los huecos de la encías, es necesario usar la seda dental. No te preocupes si la primera vez que la usas tus encías sangran, esto se debe a la cantidad de sedimentos que se acumulan en estas zonas. Después de los primeros días, el sangrado dental disminuirá y tu salud bucal se verá claramente mejorada

Además., es conveniente someterse a una limpieza bucal una vez al año y contar con un dentista de confianza. Si quieres obtener un buen servicio y meiorar tu salud bucal, puedes acudir a Servibucal, un servicio dental integral con cobertura en toda España que cuenta con más de 1.900 clínicas y 4.350 profesionales a tu servicio.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.