Dientes amarillos y sus causas

Son muchas las causas de unos dientes amarillos y es algo prácticamente inevitable con el paso de los años. Que esto suceda no significa que el cuidado que empleas en tu boca sea malo o que tu dentadura no esté sana. Partimos de la base que cada persona cuenta con un tono de esmalte diferente por razones distintas y con una vida alimenticia o unos hábitos que repercuten en el reflejo de los dientes. Son muchos los factores que influyen a la hora de tener una dentadura de un color más amarillento.

Causas del decoloro dental

Hábitos de consumo: Una de las causas con la que convivimos a diario es la alimentación, ésta tiene un papel importante en relación al color de los dientes. Productos que cuentan con colorantes y que consumimos sin apenas darnos cuenta como los cítricos, el vinagre o algunas salsas como Kétchup, mostaza o soja, a la larga nos van amarilleando los dientes. En cuanto a bebidas tenemos el café, el vino tinto, los zumos o tés, para consumir estos líquidos sin ver afectados a los dientes el uso de pajitas puede ser una solución perfecta para no castigar el esmalte de una forma tan directa. Abusar de estos alimentos y otros muchos que contengan gas o colorantes no convienen para conseguir una dentadura más blanca. El tabaco es otro de los factores, quizás el más importante, que provoca tener unos dientes amarillos. Debido a la nicotina las piezas dentales van cogiendo un color más oscuro.

Edad: El desgaste del esmalte se va acentuando con el paso de los años. Si no realizamos una buena limpieza bucal de manera continuada desde pequeños el decoloro de los dientes comenzará a resaltar mucho más temprano.

Genética: Como siempre pasa, la herencia que nuestros familiares nos deja también influye en cuanto a lo dental se refiere. El color del esmalte también es genético y ante esto no se puede hacer nada.

Hábitos de higiene: Hay que inculcar a los niños desde muy pequeños el cepillado diario después de cada comida. Esta rutina les va a ayudar en un futuro para que tengan unos dientes más blancos y el desgaste del esmalte tarde más en producirse. Aunque se debe hacer con cuidado, el exceso de higiene puede ser contraproducente y se puede originar lo que se conoce por fluorosis. Esto se produce por una mayor ingesta de flúor y provoca que salgan manchas en los dientes de manera uniforme, unas motas que pueden no apreciarse o ir a peor hasta volverse de color marrón.

Medicamentos: Aunque parezca raro que una simple medicina pueda dañar la dentadura, lo cierto es que el esmalte se ve muy afectado por algunos antibióticos. Hasta el momento se conoce que la tetraciclina, se utiliza principalmente para tratar el acné, es el antibiótico que más daño produce al esmalte.

Ortodoncia: El uso de los brackets deja unos dientes perfectos y bien alineados. Sin embargo, la suciedad que acumula termina convirtiéndose en sarro y esto también produce un color amarillento en los dientes.

Métodos preventivos

Al igual que hemos hablado de los alimentos que provocan el decoloro de los dientes, existen otros productos que consumimos y protegen el esmalte ayudándonos a prevenir la aparición de los dientes amarillos. Algunos de estos alimentos son el brócoli, la manzana, la pera, la zanahoria, la espinaca, la lechuga, la coliflor o el pepino. Éstos son beneficiosos a la hora de reforzar el esmalte de nuestra dentadura.

Solución contra el color amarillo de los dientes

dentaduraSi quieres conseguir unos dientes blancos puedes utilizar diferentes artículos de higiene dental que te pueden ayudar, pastas de dientes blanqueadoras o geles específicos que se encarguen de generar una mejora bucal. Otra solución más efectiva es la de asistir a un profesional, un blanqueamiento dental te asegura unos dientes perfectos de la forma más rápida. Además, el tratamiento es indoloro y poco agresivo para la dentadura. El método más recomendable si quieres ver un buen resultado de manera urgente.

Hemos podido comprobar que son muchas las causas de unos dientes amarillos, un problema que es difícil de solucionar, debido a que son muchos los factores influyentes. Por lo contrario, las soluciones que podemos encontrar para mejorar el blanqueamiento dental son muy sencillas, incluso desde casa con una buena alimentación o con el uso de productos de higiene bucal específicos.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.