Férulas dentales: Qué son y cuando se usan

Férulas dentales: Qué son y cuando se usan

Seguro que muchas veces has escuchado la palabra férula y te has sentido un poco perdido. La verdad es que es normal no encontrar a gente familiarizada con este tipo de productos y, en ocasiones puede llevar a equívocos por los distintos usos que pueden tener. Para resolverte esas dudas vamos a contarte todo lo que debes saber sobre las férulas dentales.

¿Qué son las férulas dentales?

Las férulas dentales son dispositivos que se colocan en los arcos dentarios de la boca con distintos fines, aunque el principal objetivo es evitar el roce de las piezas dentales. Estas férulas, o prótesis, se ocupan de proporcionar protección a la superficie dental frente a los desgastes que se puedan presentar o como ayuda adicional para prevenir o corregir otras patologías bucodentales.

Las férulas dentales las fabrica el protésico dental según las impresiones que el dentista le envía. Estas férulas están hechas de materiales resistentes y duraderos, normalmente plásticos o resinas acrílicas. Son dispositivos realizados totalmente a medida de modo personalizado.

Debido al intrusismo laboral se pueden encontrar casos en los que el dentista lleva a cabo todo el trabajo o al revés, que sea el protésico el que se encargue de todo. Ninguna de estas dos situaciones es la normal, lo ideal es un trabajo repartido entre los dos, ocupándose cada uno de las tareas en las que tiene formación específica.

banner servibucal

Tipos de férulas dentales

En función del fin que tengan las férulas se colocarán de un tipo o de otro. A pesar de que todas ellas buscan proporcionar protección a los dientes, difieren dependiendo de la patología que presente cada paciente y de la cual se vaya a tratar. Las férulas dentales más conocidas son:

  • Férula de mantenimiento: se utiliza al finalizar un tratamiento de ortodoncia de cerámica o de cualquier otro tipo con el fin de evitar movimientos de dientes indeseados y asegurar que el resultado de este tratamiento se mantenga y continúen los efectos positivos de haber llevado algún tipo de aparato dental o brackets.
  • Férula de periodoncia: en este caso, la férula es permanente y se utiliza cuando hay problemas de sujeción de las piezas derivados por algún problema periodontal.
  • Férula de ortodoncia: es un reciente modo de realizar un tratamiento de ortodoncia poco invasivo y muy discreto. La denominan ortodoncia invisible o Invisaling.
  • Férula de descarga u oclusal: usando esta férula se están protegiendo los dientes contra el desgaste habitual que ciertas patologías, sobre todo el bruxismo, provoca en las piezas.
  • Férula radiológica y Férula quirúrgica: son dos férulas complementarias que en ocasiones pueden tratarse de un solo dispositivo. La férula radiológica se realiza cuando el paciente va a llevar a cabo una intervención quirúrgica en la boca. Con este tipo de férula, se planifica previamente la intervención ya que se usa como guía en las operaciones de implantología dental guiadas por ordenador. En la intervención se usan las férulas quirúrgicas, por eso puede ser la misma que la radiológica según el caso que se presente. Con las férulas quirúrgicas, el profesional cirujano es guiado para determinar la posición y orientación que deben llevar los implantes dentales según distintos criterios, como la cantidad de hueso de la mandíbula que tenga el paciente.
  • Férula de blanqueamiento: este tipo de férula lleva incorporada en su interior un agente blanqueador que actúa sobre los dientes eliminando manchas u otro tipo de decoloraciones. En los últimos tiempos su demanda se ha disparado por la importancia que se le da al aspecto estético de los dientes.
  • Protectores dentales: este es un tipo de férula que se utiliza para realizar algún tipo de deporte con la seguridad de que los dientes no van a sufrir y están protegidos por este protector dental. Es común su uso en el rugby, boxeo o hockey, por ejemplo.

férulas dentales

¿Cuánto cuesta una férula dental?

Como ya hemos visto, hay diferentes tipos de férulas, por lo que el precio de las férulas dentales varía según sea la situación en la que se encuentre el paciente.

Normalmente, las empleadas en circunstancias simples son más económicas. Es el caso de las férulas empleadas como protectores bucales para los deportistas que busquen proteger sus dientes de golpes o contusiones. En este caso nos manejamos dentro de un margen entre los 10 y los 50 euros.

En función de la calidad de los materiales con los que se elabore la férula dental, vamos a encontrar variedad de precios de férulas. Cuando los problemas que tiene asociado el paciente son de mayor envergadura, el precio suele aumentar en consonancia. Para problemas como el bruxismo, por ejemplo, el precio de la férula de descarga empleada puede ser mayor a los 200 euros. Además de los materiales que se empleen, también hay que tener en cuenta que se trata de un dispositivo anatómico totalmente personalizado para el paciente.

Han aparecido en el mercado férulas que se adaptan en casa a precios realmente bajos. Este tipo de dispositivos no son nada recomendables por su escasa calidad, no son personalizados y, además de no solucionar el problema, puede causar otros trastornos diversos.

férula dental

En el caso de las férulas de blanqueamiento dental, el precio depende del número de sesiones que se necesiten para lograr el color deseado. Los tratamientos suelen partir de los 200 euros en las clínicas dentales. Últimamente se venden mucho en farmacias y parafarmacias unos kits de blanqueamiento dental con un funcionamiento similar. Seguir la recomendación de evitarlos y acudir a clínicas que cuenten con especialistas en la materia conlleva realizar una inversión mayor, pero la salud dental no es algo con lo que se pueda jugar. Un kit de férulas de blanqueamiento de farmacia no tiene supervisión ni revisión de ningún tipo y, en ocasiones, los destrozos causados no tienen fácil solución.

La duración de las férulas dentales va en consonancia con la calidad de los materiales empleados. Algunos dispositivos pueden llegar a durar varios años, pero en otros casos, sobre todo si estamos ante un bruxismo muy intenso, la férula puede deteriorarse en determinados periodos de tiempo y es conveniente cambiarla por otra que conserve todas las cualidades intactas. Lo más recomendables es acudir con la férula dental a revisiones periódicas a la clínica dental para que el dentista pueda comprobar el estado del dispositivo y que siga cumpliendo su cometido.

Férula de descarga: la más utilizada

Entre todos los tipos de férulas que hemos visto, la más utilizada es la férula de descarga que se emplea para solventar las consecuencias que el bruxismo tiene en las piezas dentales.

El bruxismo es el hábito de apretar (bruxismo céntrico) o rechinar los dientes (bruxismo excéntrico) de manera continua. Puede darse tanto durante el día estando despiertos como por la noche mientras se duerme. Cualquiera de los dos casos es un impulso inconsciente. Las piezas dentales, con esta patología, están soportando más carga y eso conlleva a que se desgasten o se fisuren y, en los casos más graves e intensos, que se fracturen.

Las causas del bruxismo son un tanto desconocidas, al inicio se valoraban distintas opciones como la mala oclusión o por tratamientos dentales mal realizadas, pero no todos los perfiles de personas con estas características padecen bruxismo. Hoy en día esta patología se asocia principalmente con el estrés y la ansiedad.

férulas dentales

El bruxismo no tiene tratamiento específico, se pueden tomar infusiones relajantes antes de dormir o también hacer un determinado tipo de gimnasia facial que mitigue los efectos. La única opción de choque es el uso de una férula de descarga que proteja la superficie de los dientes y no permita que tengan contacto entre sí. Con el uso de la férula solo se consigue eso, el desgaste de la articulación y la fatiga muscular va a continuar.

Mucha gente no es consciente de que sufre bruxismo nocturno hasta que un tercero se lo comunica después de compartir habitación. De todos modos, los dentistas sí que aprecian los signos en los dientes, por eso es recomendable visitar a un odontólogo si se tienen sospechas de que se puede padecer bruxismo.

Cómo limpiar la férula de descarga y su mantenimiento

La limpieza y el mantenimiento de las férulas dentales son muy importantes para evitar la aparición de otro tipo de problemas derivados de una mala higiene. Además, aplicando un mantenimiento constante a la férula se alargará su vida útil manteniéndola en perfectas condiciones para su empleo.

  • Cepillado diario después de cada uso con un cepillo, pasta de dientes y agua. El cepillo a emplear para la limpieza de la férula debe ser nuevo, no conviene usar el propio cepillo de dientes. Si no se hace, es probable que la prótesis vaya adquiriendo mal olor e, incluso, mal sabor.
  • Una vez a la semana es recomendable mantenerla dentro de un recipiente con agua y añadir una pastilla limpiadora de prótesis dentales. Ante dudas sobre los productos a emplear es mejor disolver simplemente un par de cucharaditas de bicarbonato en agua. No escojas productos que resulten abrasivos que puedan degradar la férula ni utilices agua caliente ya que la deforma. Antes de volver a usar la férula dental, vuélvela a limpiar con un cepillo, pasta de dientes y agua.

férulas dentales

  • La cajita o recipiente en la que se guarda la férula también debe ser sometida a limpieza. En ella se van acumulando ácaros o bacterias que pueden adherirse a la férula y pasar a la boca. En este caso, se puede usar un cepillo o una gasa estéril para su limpieza.
  • Para evitar el deterioro de la férula dental y heridas en la boca del usuario, la férula nunca se debe morder hasta que no esté colocada correctamente en su sitio. Además, así también se evita la creación de ralladuras que dificultarían su desinfección.
  • Si después de cierto tiempo sin usar la férula dental se nota que no está colocada como al inicio o que duele alguna pieza por estar presionada con el dispositivo, es conveniente no forzar. Acude a tu clínica dental para una revisión.
  • La férula dental debe guardarse lo más seca posible para evitar la proliferación de microorganismos. Antes de introducirla en su caja, sécala con una toalla limpia o papel higiénico.

En Servibucal te ayudamos con cualquier tipo de duda que se te pueda presentar por el bruxismo o por el tipo de férula que necesitas para tu caso en concreto.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.