Guía sobre fundas dentales, tratamiento y alternativas

Las fundas dentales es uno de los tratamientos odontológicos más comunes a la hora de visitar al dentista. Son muchos los pacientes que llevan fundas dentales sin problemas. Te contamos cómo se lleva a cabo este tratamiento para resolver todas tus posibles dudas.

¿Qué son las fundas dentales?

Las fundas dentales, también llamadas coronas dentales, son unas prótesis que se colocan encima de un diente dañado para cubrirlo y que siga manteniendo su función al masticar. La colocación de una funda dental se hace manera fija fortaleciendo así la pieza dental.

Ponerse una funda dental también puede tener una finalidad estética para mantener la armonía con el resto de la dentadura.

Diferencia con puente dental y carillas dentales

Debido a la confusión existente entre estos términos, vamos a explicarlos para conocer en todo momento de qué tipo de tratamiento dental estamos hablando.

Puente dental: es una prótesis dental compuesta de distintas fundas. Se talla más de un diente para colocarlos cuando se ha perdido más de una pieza colocadas consecutivamente.

Carilla dental: son prótesis dentales parciales, no integrales como las fundas dentales. El único objetivo que persiguen las carillas dentales es estético. Puedes ampliar mucha más información en este post.

banner servibucal

Tratamiento: ¿cómo se ponen las fundas dentales?

Evaluación de la situación por parte del dentista

En el momento en que un diente presenta algún problema que ya no tiene remedio como una caries grave o una rotura importante, la solución es la colocación de fundas dentales. Otra opción es colocarlas cuando un diente está muy manchado y llama la atención en el conjunto de la boca. También se puede recurrir a las fundas dentales después de realizar algunos tratamientos al nervio, como puede ser una endodoncia. Por tanto, el tratamiento en el que se implican las fundas dentales tiene una doble función: mejora la estética de la boca o recupera sus funciones como pieza dental al fortalecerla. El dentista determinará su necesidad.

Tallado del diente para acoger la funda dental

Una vez que el dentista determine que el paciente necesita la colocación de fundas dentales, se procede a rebajar el diente o, lo que quede de él, para poder instalarle la funda dental encima. En este procedimiento se lima la pieza intentando dejar lo mínimo posible de resto dental pero que sea suficiente para que se adhiera la funda dental y que no desentone con el tamaño de las otras piezas de la boca.

Toma de medidas para fabricar la corona dental

El odontólogo tomará medidas del hueco de la boca en el que se asentará la funda dental. Éstas se hacen utilizando pastas especiales que toman impresiones de toda la cavidad bucal. Esta tarea se puede acompañar con la realización de radiografías dentales para tener toda la información relevante para que el protésico dental pueda fabricar la funda dental con las dimensiones más exactas posibles. Hay que tener en cuenta que, al ser una prótesis fija, el paciente debe estar cómodo en todo momento y este estudio tan detallado será muy efectivo para evitar problemas posteriores.

En este paso del tratamiento de fundas dentales también tiene que determinarse el color que va a tener. El odontólogo determina el tono más exacto para que guarde el parecido y la armonía con el resto de la boca. Cada corona dental fabricada va a ser personal, a medida de cada paciente, por lo que hay que hay que adaptarla al máximo a su receptor, tanto en tamaño como en color o forma.

Mientras el encargo se pasa al protésico dental el paciente puede optar por llevar una funda dental provisional. La verdad es que no es un procedimiento muy común, pero puede darse que ciertas circunstancias propicien el uso de esta funda dental provisional.

fundas dentales

Trabajo del protésico dental

El protésico dental recibe las impresiones y se pone a fabricar la funda dental personalizada. Si el odontólogo ha sido preciso y ha tallado con destreza la pieza dental, el trabajo de este profesional será mucho más fácil. Una vez que se tenga una primera posible funda dental el odontólogo se la prueba al paciente.

Puede ser que no se le adapte bien a la primera, entonces se le devuelve al laboratorio protésico para que realicen cambios. En este caso, la comunicación entre los dos profesionales tiene que ser clara y fluida para revolver las incidencias del primer prototipo de funda dental, aspectos como oclusión, color, forma…

Colocación de la funda dental

Una vez que se comprueba que la funda dental se acopla perfectamente al hueco hecho, se adhiere al diente dañado usando cemento especial o resina. No suele ser necesaria una segunda visita al dentista, pero en caso de que se sientan molestias de cualquier tipo es recomendable acudir a una revisión para evitar dolores o daños en otras piezas.

Tipos de fundas dentales

Los protésicos dentales que realizan las fundas dentales en sus laboratorios trabajan con distintos materiales que van a influir en el precio de la funda dental. Los materiales más comunes son:

➨ Composite: el composite es una resina especial que se caracteriza por no ser muy resistente, por eso es el material que se suele utilizar para las fundas dentales provisionales.

➨ Cerámica: las coronas dentales de porcelana se han ido modernizando y ahora triunfan las que tienen solamente el núcleo cerámico. Este tipo de fundas tienen un color muy natural a pesar de ser translúcidas.

➨ Metal: las coronas dentales que se utilizan con este material son para niños, ya que son temporales y se van a modificar cuando sean adultos. Otra variante de la funda dental de metal para adultos es la de oro, pero hoy en día está decayendo su uso en favor de otros materiales más discretos y más baratos.

➨ Metal-cerámica: en esta pieza se combinan los dos materiales anteriores. Suelen tener un resistente núcleo de metal y la parte visible es de cerámica. Han caído ligeramente en desuso ya que, con el paso del tiempo, las encías se retraen y asoma la parte metálica.

➨ Zirconio: es uno de los materiales más resistentes de los que se hacen las coronas dentales. Aguanta muy bien ante la corrosión y es muy duro, por lo que es el material idóneo para las piezas que tienen un gran protagonismo masticatorio, como las muelas.

➨ Disilicato de litio: es el material utilizado en aquellas piezas que necesitan prótesis pero que aún tiene el nervio vivo como puede ocurrir con fracturas de escasa importancia o pequeñas caries.

➨ Alúmina: son las más utilizadas para las prótesis situadas en la parte más visible de la boca, como los incisivos o los caninos debido a su acabado y al escaso espesor de la pieza.

fundas dentales

¿Cuánto cuesta una funda dental?

El precio de una funda dental va a variar bastante en función de determinados aspectos y de las propias necesidades del paciente:

✦ Del tipo de material en que se fabrique.

✦ De la ciudad en la que se resida.

✦ Distintos acuerdos fruto de negociaciones de precio con proveedores o protésicos dentales.

✦ El margen de beneficio que aplique el dentista.

Los precios de las fundas dentales de composite o de las coronas metálicas son los más baratos, el motivo es su escasa resistencia o el hecho de que son temporales. Para poder hacernos una idea del precio de una funda dental, a modo orientativo, vemos que las de metal-cerámica se mueven por los 250€. El precio de las coronas dentales de porcelana podemos encontrarlo situado alrededor de los 400€ y el de las de zirconio sobre los 450€.

¿Cuánto dura una funda dental?

La duración de una funda dental en principio es de por vida. Sí que es verdad que con el paso de los años se puede aflojar o pueden surgir otras patologías que afecten indirectamente a la corona. Por ejemplo, si el paciente tiene un problema de inflamación de las encías o gingivitis y no se lo trata correctamente puede llegar a perder masa ósea en la mandíbula y la funda dental se verá afectada.

Otro ejemplo es si se padece bruxismo y no se utiliza una férula de descarga, el paso del tiempo puede hacer que la funda dental se deteriore. Este último caso no debería ser así, ya que los materiales que se emplean son muy resistentes, pero en casos en los que se acude a un dentista barato, puede darse.

Por lo tanto, la duración de esta prótesis va a depender de la calidad de la higiene dental que tenga el paciente. Para evitar problemas es recomendable realizar, al menos, una revisión al año para evaluar cómo se encuentra la corona y si hay que hacer algún tipo de ajuste o cambio.

fundas dentales

¿Hay alternativas al uso de las fundas dentales?

Cuando se pierde una pieza totalmente y no se quiere utilizar este tratamiento, encontramos que la alternativa a las fundas dentales es la colocación de implantes.

La colocación de las fundas dentales no es dolorosa y es mucho menos invasiva que los implantes. Con los implantes ya nos estamos metiendo en un tratamiento más engorroso que consiste en introducir un tornillo en la encía y, cierto tiempo después, se coloca una pieza que encaja perfectamente.

En función de las necesidades que presente el paciente y de tu problema bucal puede que los implantes no sean el mejor método para sustituir la pieza dental, el profesional tendrá que orientarlo sobre los posibles tratamientos y si hay que escoger una alternativa a las fundas dentales.

Los profesionales con los que cuenta Servibucal te podrán asesorar según tu propio problema para personalizar el tratamiento. Con nuestro servicio dental, tu salud bucodental está en las mejores manos. ¡Infórmate sin compromiso!

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.