Tallado selectivo, qué es y para qué sirve

El tallado selectivo, también conocido como ajuste oclusal, es una intervención cada vez más popular en los servicios de odontología. Por ello, es uno de los 52 servicios gratuitos que incluye Servibucal ya que aunque no es un servicio demandado por los pacientes sí es un servicio bastante importante de acuerdo con los dentistas.

El tallado selectivo no es un proceso muy conocido por el gran público pero a los beneficios que reporta. Sin embargo, los profesionales de la odontología sabemos de su relevancia, por lo que no dudamos en recomendarla para solucionar determinados problemas dentales.

A continuación, podréis leer más acerca del equilibrado oclusal para que podáis conocer en profundidad todas sus ventajas. Toma nota de ellas.

Tallado selectivo, un tratamiento de lo más funcional

Numerosos pacientes, cuando escuchan hablar sobre el tallado, tienen la impresión de que se les está ofreciendo un tratamiento estético. Sin embargo, no tardan en comprender que tallar los dientes tiene importantes implicaciones en el mantenimiento de una salud dental óptima.

Pero ¿qué entendemos por tallar las piezas dentales? A grandes rasgos, se trata de propiciar un desgaste en determinadas superficies dentales. Se hace con instrumental sofisticado diseñado para estos fines y supone reducir las dimensiones de los dientes a propósito.

¿Cómo se procede a llevar a cabo el ajuste oclusal?

Se suelen requerir varias sesiones para lograr este objetivo. En función de las necesidades de la boca de cada paciente, eso sí. En ocasiones puede ser necesario el uso de productos de sedación, puesto que es importante, si queremos que la manipulación de la boca se realice de una forma idónea, que los músculos se encuentren totalmente relajados.

Te preguntarás cuáles son los pasos que se dan en una intervención de tallado selectivo. Como su propia denominación indica, solo son unas piezas dentales las que van a ser sometidas a la erosión. Se trata de las que tienen que ser modificadas por finalidades de salud dental.

En primer lugar, se va generar un molde con la forma de la dentadura, lo que va a servir para evaluar si cuadran las posiciones de las arcadas. Es importante hacer pruebas relativas a cómo se abre y se cierra la boca, uno de los movimientos más comunes que hacemos en nuestro día a día.

La siguiente fase consiste en la realización de pruebas que permitan ver cómo se acoplan las arcadas. Por lo tanto, se puede quitar yeso del molde y poner otros materiales de relleno. Es el momento de averiguar qué modificaciones dentales van a facilitar el encaje mandibular.

Por otro lado, ten en cuenta que, aunque los moldes de yeso siguen resultado, por ser tan accesibles y visuales, muy útiles para los diagnósticos previos a un ajuste oclusal, hoy en día contamos con altas tecnologías de escáner y realidad virtual computarizada que facilitan la observación de los problemas mandibulares y la proyección de sus soluciones.

Una vez se han efectuado las previsiones pertinentes, es el momento de plasmar en la dentadura del paciente las correcciones ensayadas en los moldes y archivos digitales. Eso sí, has de estar muy seguro de que vas a dar este paso, dado que los desgastes que se van a efectuar en los dientes son irreversibles y solo podrían ser reparados mediante posteriores tratamientos más invasivos.

Servibucal_tarifa_Mesa de trabajo 1 copia 3

¿Qué problemas solventan estas intervenciones?

A grandes rasgos, la intención de estos tratamientos es la de lograr un encaje correcto entre los dientes superiores e inferiores. Estas disfunciones se encuentran detrás de los inconvenientes de maloclusiones y mordidas, como las cruzadas y sobremordidas, por las que numerosos pacientes también acaban recurriendo a los aparatos de ortodoncia.

El tallado selectivo de ligeras partes de las piezas dentales permite dotar de estabilidad a la mandíbula sin la necesidad de tener que introducir ningún aparato en la boca del paciente. Los aparatos de la ortodoncia tardan más tiempo en resolver los problemas oclusivos, dado que recolocan las piezas dentales de un modo progresivo. Por su parte, los ajustes oclusales tienen una incidencia más rápida, ya que el tallado de algunos dientes va a hacer que estos encajen de una manera más efectiva.

Por eso, recomendamos esta técnica para cuando se requieren modificaciones leves, en lugar de las más notables, vinculadas a los tratamientos ortodóncicos. De hecho, hemos de señalar que las ortodoncias y el tallaje selectivo son tratamientos que pueden resultar complementarios.

Por ejemplo, cuando ha finalizado el largo proceso de aplicación de un aparato de ortodoncia, puede ser preciso efectuar un ligero ajuste para que los movimientos de los dientes acaben por encajar a la perfección. Es entonces cuando surge la posibilidad de combinar la ortodoncia y el ajuste oclusal. De este modo, se pulen los detalles finales de la recolocación de la mandíbula.

Gracias a estos trabajos, es posible mitigar las molestias que causan los trastornos de la articulación temporomandibular (ATM), los cuales son padecidos por millones de personas en todo el mundo. Muchas de ellas no lo saben, pero algunos de sus recurrentes dolores de cabeza se originan en la presión que se produce entre sus arcadas superiores e inferiores.

Como unos dientes soportan más peso que otros, van a estar sometidos a un mayor desgaste. Este se manifiesta, sin ir más lejos, en el rechinar de dientes o el bruxismo. Juntar demasiado los dientes, sobre todo mientras duermes, genera incomodidad a la hora descansar (en especial, en contextos de un mayor nerviosismo). Y también produce un desgaste de las piezas dentales, que luego los ajustes pueden equilibrar mediante el tallado de otros dientes.

Pero esta erosión de los dientes tiene dos consecuencias negativas. Por una parte, a nivel de salud dental, el desalineamiento de las piezas de la dentadura. Por otro lado, por lo que respecta a la estética de la dentadura, destacamos que los citados desgastes, además de producir separaciones entre las piezas, provocan que estas se vean cada vez más pequeñas, lo que resta belleza y simetría a tu sonrisa.

En definitiva, el tallado selectivo es una técnica odontológica muy versátil que puede ayudarte a solucionar algunos de los problemas que puedan presentarse en tu mordida. Consulta con tu odontólogo en tu clínica Servibucal de referencia. Recuerda que el ajuste oclusal y protésico es un servicio gratuito para tratamientos realizados en la clínica.

Leave a Reply

Your email address will not be published.