Consejos para prevenir el mal aliento

El mal aliento puede evitarse siguiendo una serie de consejos y rutinas

Es una situación muy incómoda aquella en la que una persona sufre de mal aliento y no puede evitarlo. Por respeto a los demás se intenta disimular este problema que tanta vergüenza y rechazo nos causa.

Sabemos que tener mal aliento es incómodo y en muchos casos puede ser debido a problemas de encías, deficiencias digestivas o incluso por tener un mal cepillado de nuestros dientes. El mal aliento o halitosis puede provocar problemas de pareja, rechazo u otro tipo de situaciones que intentamos evitar. Por eso, desde Servibucal, tu servicio dental queremos ayudarte a prevenirlo con esta serie de consejos:

banner servibucal

¿Cómo podemos eliminar el mal aliento?

• El primer consejo que os dejamos para poder eliminar el mal aliento es cepillarnos correctamente. Sobre todo debemos ponerle mucho hincapié a las encías y a como ponemos el cepillo, ya que éste debería estar en torno a unos 45 grados para su buen uso. Poder aplicar otras herramientas bucales como el hilo dental, el enjuague bucal u otro tipo de utensilios que puede mejorar nuestra experiencia en el cepillado. Y sobre todo debemos intentar cepillarnos los dientes al menos dos veces al día. Si añadimos todas estas pautas reduciremos el porcentaje de poder sufrir mal aliento.

• Tomar alimentos que refresquen nuestro aliento como el perejil, la canela o el clavo. No decimos que los toméis así solos ya que la experiencia puede ser desagradable, sino que los mezcléis con otro tipo de alimentos como verduras.

mal aliento

• Usar sprays bucales o chicles. Tomar este tipo de productos puede sacarnos de más de un apuro ya que son fáciles de llevar e instantáneos en su resultado. Con esto no pensamos que vaya a reducir el mal aliento al 100%, pero puede ser un buen parche para situaciones incómodas.

• Beber mucha agua. Otro elemento fácil de llevar y que puede reducir nuestro mal aliento es beber agua cada ciento tiempo ya que evita que tengamos la boca seca, la cual contiene un gran número de bacterias. • Estar mucho tiempo sin comer puede favorecer a que se produzca la halitosis ya que no trabaja nuestro tracto digestivo y aumenta nuestra sequedad bucal

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.