Dentadura postiza fija: características y tipologías

La dentadura postiza fija es una prótesis que te ofrece muchos beneficios frente a las removibles. Hay diferentes tipos de dentaduras postizas fijas que podemos aplicar en función a las necesidades del paciente. Lo mejor de todo es que desde el primer día no sentirás ninguna molestia, ya que se adhiere perfectamente a la boca gracias a que el especialista se encarga de personalizar la pieza que el paciente necesita.

Las prótesis fijas y su tipología

Como ya sabrás, existen las prótesis fijas y las removibles. Estas últimas pueden provocar algunas molestias al principio; en cambio, las fijas están diseñadas como reemplazo perfecto de las piezas dentales a las que sustituyen.

Pero las prótesis fijas, que pueden durar toda la vida, requieren un cuidado especial. Aunque están libres de los efectos de la caries, debes mantener una higiene estricta en el tejido periodontal, muy susceptible a la acumulación de sarro.

Hay dos tipos de fijación protésica: por un lado, la que usa una pieza dental natural para sujetarse y, por otro lado, la que se coloca sobre un implante realizado en titanio, a modo de tornillo.

Una vez que el especialista te haya colocado la prótesis fija no sentirás ninguna diferencia con respecto a tus piezas dentales. Desde el primer día te adaptarás a ella. Conforme a tus necesidades, existen varios tipos que, a continuación, te detallamos.

Implante dental

El implante sustituye completamente a la pieza dental desde la raíz. Consiste en insertar un tornillo de titanio o zirconio en el espacio donde iba la raíz. Esto implica atravesar el hueso, teniendo claro que dicho elemento es completamente aceptado por el organismo.

Sobre este implante suele colocarse una corona, que es otro tipo de prótesis que te explicamos en el siguiente punto.

La corona

La corona o funda puede ser colocada sobre un diente natural o un implante. Aunque puedes encontrar diversos materiales para crear una funda, la más resistente es la de zirconio.

Para garantizar toda la comodidad al paciente, el especialista toma la medida exacta para que la persona llegue a olvidar que la lleva. Del mismo modo, el color de la prótesis ha de ser exacto al de las piezas dentales naturales.

Puente dental

El puente dental tiene como objetivo suplir la falta de una o más piezas dentales contiguas. El puente tradicional está compuesto por tres coronas. Por lo general, se usan dos implantes, llamados pilares, para sostener esta prótesis, aunque también pueden efectuar esta función dos dientes naturales.

El especialista puede requerir limar las piezas naturales, aunque no se garantiza una estabilidad duradera del puente. Es normal que, con los años, observes cómo mengua la edéntula, obligándote a implantar una nueva prótesis.

Prótesis híbrida

Este tipo de prótesis se utiliza para recuperar la funcionalidad de una o de las dos arcadas tras una pérdida total o parcial de las piezas dentales. Si es preciso, puede servir para suplir también el área de la encía.

Esta prótesis híbrida te garantiza buena sujeción, así como la rehabilitación total de tu boca si hubiese edentulismo.

La dentadura postiza fija te ayudará a devolverte la normalidad y a recuperar tu estética bucodental.

Servibucal puede ayudarte

Tengas o no tengas problemas dentales, Servibucal puede resultarte muy útil para el cuidado de tu boca. Es un servicio dental integral con cobertura en todo el país. Tendrás a tu disposición más de 1.900 clínicas dentales y alrededor de 4.350 profesionales para cuidar de tu boca como se merece. Desde tratamientos de mantenimiento como limpiezas dentales hasta tratamientos más complejos como el tratado en este post, tener que colocar una dentadura postiza fija. Nuestra red dental cubre una amplia gama de servicios. Por tan solo 54,45€ al año disfrutaras de este servicio para toda la familia (cobertura para 5 personas). Además, por formar parte de Servibucal te regalamos 3 meses gratis al contratar nuestros servicios.

Leave a Reply

Your email address will not be published.